Catequesis Brocherianas


Cura Brochero: Su vida pobre y entregada


Cura Brochero: Introducción y Santidad


 


Como llegar a la Misa de la Beatificación 


 




El monumento del Sagrado Corazón de Jesús:

un “signo” en el lugar donde será

beatificado el Padre Brochero.

 

El lugar elegido para la Beatificación del Pbro. José Gabriel del Rosario Brochero se halla en el cerro de la Cruz donde se levanta el monumento al Sagrado Corazón de Jesús (llamado por algunos el “Cristo blanco”).

Ese sitio, ya desde la época del Padre Brochero fue lugar de peregrinación de los Ejercitantes. Ante la Cruz, que dio nombre al cerro, se ofrecían  los frutos y propósitos de los Ejercicios.

A partir de 1938 el misionero jesuita P. Antonio Aznar consagró su vida durante 30 años a misionar el Valle de Traslasierra y a dar Ejercicios Ignacianos en la Casa fundada por Brochero en 1877 y dirigida por las hermanas del Corazón de Jesús desde 1880.

Al P. Antonio Aznar le debemos además de sus escritos (1), la recopilación de testimonios que fueron de suma importancia en la “Positio super virtutibus” con que se inició propiamente el proceso de canonización de Gabriel Brochero en la Congregación para la Causa de los Santos.

A impulso del P. Aznar se llevó adelante la obra del monumento al Sagrado Corazón de Jesús en el cerro de la Cruz de Villa Cura Brochero.

El diario Los Principios en mayo de 1944 dice bajo el título “El monumento al Corazón de Jesús en Cura Brochero”: “Aderezada ya la entrada al cerro, donde estaba la Cruz, con un hermoso portón sobre columnas de piedra, se ha levantado en medio del cerrito, una columna de piedras blancas de cuarzo, traídas de Pocho.

Hace pocos días llegó a la Villa el constructor don Antonio Danielli, con algunos de sus oficiales y ha dejado colocada, sobre la blanca columna, la imagen del Sagrado Corazón, escultura de arte, hecha de cemento blanco y marmolina. El monumento sobre el cerro, donde antes estuvo la inmensa Cruz que deshizo un huracán, es el término de la avenida que pasa por delante de la Casa de Ejercicios… El entusiasmo que ha despertado el acontecimiento, es indicio de los muchos paisanos que han de acudir a las distintas tandas de Retiro. Será inaugurado el monumento al fin de la primera tanda del curso 1944. Y esa imagen del Corazón Divino, será el recuerdo y compendio de la  misericordia que han recibido los paisanos de tantas generaciones, que en número de más de cien mil, han estado ya en la Casa de los Ejercicios y los han practicado desde que la fundara José Gabriel Brochero. La imagen sugestiva y esbelta del Salvador, mostrando su Corazón son el símbolo de todas las misericordias y bendiciones para aquellos departamentos”. (2)

El primero de junio de 1944 a la tarde precedida por una procesión con faroles al cerro se bendijo el monumento por el P. Antonio Aznar acompañado del Párroco Pbro. Edmundo Rodríguez (3) y la madre superiora de las Esclavas de Corazón de Jesús María Sara Díaz.  En la bendición se aludió como homenaje al Centenario del Apostolado de la Oración (4) y los 30 años de la “pascua” de Brochero (5).

Al día siguiente, 2 de junio, primer viernes de mes, se celebró en el monumento una Misa de Comunión,“como se decía en la época”, de los ejercitantes y se realizó la consagración al Sagrado Corazón de Jesús.

Esta solemnidad se repitió con la celebración Eucarística y la Consagración al finalizar cada tanda de 1944, es decir: el 12 de junio, 27 de junio, 7 de julio, 17 de julio y 27 de julio. Todas estas tandas fueron predicadas por el P. Antonio Aznar y participaron entre varones y mujeres 1875 ejercitantes. Colaboró también el P. Antonio Crespí S.J. y en la última el P. Vicente Alvado S.J.

La invitación y publicidad de las tandas de ese año 1944 que firma al pie el  P. Aznar dice en su convocatoria: “El buen Jesús llama a todos al retiro de los Ejercicios. A los serranos y pueblos evangelizados por el Cura Apóstol D. José Gabriel Brochero !!! De piedra blanca de cuarzo de vuestras sierras se ha levantado ya la columna sobre la que descansa la Imagen; pero de los corazones todos vuestros debe resultar el verdadero e inmortal monumento a ese Divino Corazón! Todos debéis acudir a los Ejercicios en este año de BENDICIÓN!!!”(6).

La publicidad además de traer la foto del monumento trae una fotocopia de parte del manuscrito con que el Arzobispo de Córdoba Monseñor Fermín Lafitte impulsa la devoción al Corazón de Jesús y concluye diciendo: “Bendecimos de todo corazón y concedemos 200 días de indulgencia a cuantos practiquen en Villa Cura Brochero los Ejercicios Espirituales; a sí mismo bendecimos de manera especial a cuantos contribuyan a esa gran obra”.

Hoy con inmensa alegría y gratitud de corazón damos gracias por conocer en José Gabriel del Rosario Brochero un pastor que ungido por el Señor dio su vida y que ha ido hasta las periferias del mundo a experimentar el poder del Espíritu, que nos es dado para anunciar a todos el Nombre de Jesús Salvador (8).  Demos gracias a Dios y dejémonos evangelizar por este “buen pastor” de nuestra tierra que honra a la Iglesia de Dios en la Argentina.

 

P. Julio Merediz S.J.

 

Notas:

(1)   Libros del P. Antonio Aznar: “El Cura Brochero en su apostolado sacerdotal, su vida espiritual y legendaria en heroísmos” (prólogo de G. Martínez Zuviría), Buenos Aires 1951. “El Cura Brochero, vida heroica y santa”, Córdoba 1964. “Las dos banderas y el Cura Brochero, Córdoba 1955”, “Los Caranchos y el Cura Brochero. Su lenguaje enfático”, Córdoba 1956. “El Cura Brochero y la Eucaristía”. Córdoba 1960.

(2)   Los Principios, mayo 1944. Archivo Esclavas del Corazón del Corazón de Jesús.

(3)   El Pbro. Edmundo Rodríguez fue párroco de Nuestra Señora del Tránsito en Villa Cura Brochero desde fines de 1942 hasta el 26 de enero de 1947. Apoyó  la construcción de la Iglesia  de San Lorenzo, en el pueblo del mismo nombre (Dto. San Alberto) que impulsó Don Juvenal “Martín” Cuello, el mismo que en 1997 cuando cumplió 60 años de ejercitante me comentó que las promesas al Cura Brochero se cumplían haciendo los Ejercicios Espirituales, y que esta enseñanza él la había recibida de sus mayores; más aún, su abuelo, contemporáneo del Cura Brochero, contaba que ya en vida el Santo Cura proponía que toda promesa incluyera el propósito de hacer ejercicios… ¡Que loable tradición para que la continuemos!

(4)   El Apostolado de la Oración tuvo su origen en la casa de estudios de la Compañía de Jesús en Francia (Vals de la Diócesis de Le Puy) en la fiesta de San Francisco Javier el 3 de diciembre de 1844. El Papa Pablo VI al concluir el Concilio Vaticano II aprobó el Apostolado de la Oración recordando entre los  medios propuestos “ la piedad eucarística que dispone y forma a los fieles a una perfecta participación a la sagrada liturgia se nutre aún más abundantemente por medio del culto al Corazón de Jesús…, en el cual nos concede infinitos tesoros de misericordia y de gracia, que hacen más eficaces los trabajos apostólicos y los esfuerzos para la renovación de los ánimos y las costumbres”.

(5)   José Gabriel del Rosario Brochero falleció en Villa del Tránsito (Córdoba) el 26 de enero  de 1914.

(6)   La imagen del Sagrado Corazón de Jesús de cemento blanco y marmolina es de dos metros de altura sobre una columna colocada en el Cerro de la Cruz.

(7)   La carta de Monseñor Fermín Lafitte, Arzobispo de Córdoba es del 19 de diciembre de 1943.

(8)   Cfr. Mensaje de los Obispos a los Presbíteros. Argentinos por la beatificación del Siervo de Dios José Gabriel del Rosario Brochero.

 



Mensaje de los obispos al santo pueblo de Dios con ocasión de la Beatificación del Cura Brochero

 

Queridos hermanos y hermanas:

Estamos viviendo tiempos muy especiales como Iglesia y como argentinos. El próximo 14 de septiembre, y en el marco del Año de la fe, viviremos la alegría de la beatificación del Padre Brochero. Además, tuvimos la gracia de la beatificación de la Hna. María Crescencia Pérez, religiosa argentina, y el gozo de que un hermano nuestro fuera elegido por Dios como Obispo de Roma y Pastor Universal.

 

José Gabriel del Rosario Brochero, un "Pastor según el corazón de Dios…quien fue… ungido para ungir al pueblo fiel, un verdadero Pastor con olor a oveja1, al decir del Papa Francisco, nació en Santa Rosa de Río Primero en 1840. Se formó en el Seminario de Córdoba y en 1869 fue destinado como cura párroco a Traslasierra. Desde las Altas Cumbres, divisando el valle, vio que estaba todo por hacer. Pastor dotado de gran espíritu de sacrificio y extraordinaria caridad pastoral y social, sirvió a la gente más pobre del campo, compartió su vida y promovió en ella la elevación humana y religiosa, especialmente a través de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola2.

 

La devoción del cura Brochero a la Virgen María, con el profundo y cálido título de “Mi Purísima”, nos abre a su amor hondo y concreto, muy atento a las necesidades de cada persona. Como la Virgen en las Bodas de Caná3, también Brochero supo decir a Jesús: “no tienen agua”, “no tienen educación”, “no tienen caminos”, “no tienen medios acordes para encontrarse como hermanos y comercializar sus productos...”. Y él hizo lo que Jesús dijo: ayudó a todos sus contemporáneos a escuchar esa misma voz que abre las cataratas del amor de Dios y que se vuelca en el amor concreto al hermano: abrió escuelas, fue pionero en abrir un colegio para niñas, proyectó el ferrocarril, y entre todos hicieron caminos, acequias, diques, telégrafos, y la misma Casa de Ejercicios. Durante su breve período en la ciudad de Córdoba, nombrado capellán de la cárcel, veló con amor de padre por las necesidades físicas y espirituales de sus hermanos privados de libertad.

 

Él no fue un cristiano triste. Sabía de la alegría que da Jesús y la quería contagiar. Por eso al visitar a la gente en sus casas, les decía: “Aquí vengo a darles música”. La música de saberse amados por Dios. Hoy la alegría del cielo que nos transmite la beatificación del Padre Brochero, le permite multiplicar sus brazos, sus pies, su corazón, a través de cada uno de nosotros, y nos invita a ser discípulos misioneros de Jesucristo: “Si en mi corazón no llevo la caridad, ni a cristiano llego”, decía él.

 

Brochero nos anima, como bautizados, a salir a las fronteras, “de tal manera que la unción llegue a todos, también a las «periferias», allí donde nuestro pueblo fiel más lo espera y valora”4. A ir hacia los que no conocen el amor de Dios porque no se les ha anunciado o porque la cruda realidad que les toca vivir les habla de que Dios pareciera estar ausente de sus vidas. Nos invita a compartir con ellos que Dios los ama.

 

Por eso, los obispos argentinos expresamos nuestro gozo y gratitud por el don de la vida sacerdotal del Padre Brochero, modelo e intercesor, que reconocemos como una gracia singular para la Iglesia en nuestra Patria. En una carta a su condiscípulo y amigo obispo Yaniz, estando enfermo y con sus fuerzas físicas desgastadas, le decía: “Es un grandísimo favor el que me hecho Dios Nuestro Señor en desocuparme por completo de la vida activa y dejarme la ocupación de buscar mi fin, y de orar por los hombres pasados, por los presentes y por los que han de venir hasta el fin del mundo”5. ¡Cómo no acudir a él con confianza!

Esta beatificación es una nueva llamada de Dios para responder a la vocación a la santidad que todos recibimos en el bautismo. El beato Juan Pablo II, al comienzo del nuevo milenio, expresó: ”Preguntar quieres recibir el bautismo es lo mismo que preguntar si quieres ser santo”6. Y el Papa Benedicto XVI nos recordaba que “Los santos no son representantes del pasado sino que constituyen el presente y el futuro de la Iglesia y de la sociedad. Son como las caras de un prisma, sobre las cuales con matices distintos, se refleja la única luz que es Cristo” 7.

 

Queridos hermanos, los tiempos nos urgen, para que siguiendo el ejemplo de los santos, experimentemos la dulce y confortadora alegría de evangelizar8.

 

Los Obispos de La Argentina

105º Asamblea plenaria de la CEA

Pilar, 20 de abril de 2013.

_____________

 

1 Papa Francisco: Misa Crismal, 28 de marzo de 2013.

2 Decreto de Venerable. Abril de 2005.

3 Cf. San Juan, 2,1-12.

4 Papa Francisco, Misa Crismal…

5 El Cura Brochero, carta y sermones, CEA, Buenos Aires 1999, pp. 801-802.

6 Novo Millennio Ineunte, 31.

7 Benedicto XVI, Discurso, 22 de diciembre de 2009.

8 Evangelii Nuntiandi, 80.

 

 


 

Mensaje de los obispos a los presbíteros argentinos

por la beatificación del Siervo de Dios José Gabriel del Rosario Brochero

 

 

Queridos hermanos sacerdotes:

 

1. La beatificación del Siervo de Dios José Gabriel del Rosario Brochero es un regalo de la Providencia para la Iglesia en nuestra Patria Argentina. Un verdadero acontecimiento de gracia en el Año de la Fe que estamos celebrando. Con gratitud podemos decir: Dios ha visitado a su pueblo, ofreciendo en la persona de Brochero un testigo creíble del Evangelio, un pastor según el corazón de Dios, que nos inspira y alienta para la nueva evangelización.

 

2. Su figura ha ido creciendo, cada vez más, en el alma de nuestro pueblo. La fama de su santidad le ha permitido a la Iglesia proponerlo como modelo ejemplar de vida cristiana. De manera especial, la santidad del “Cura Brochero” es un regalo para los pastores que, ungidos por el mismo Espíritu que selló su alma, queremos servir al Pueblo de Dios en nuestra Patria.

 

3. Por eso, los obispos argentinos, ante su inminente beatificación, hemos pensado en ustedes, muy estimados presbíteros de Argentina, nuestros hermanos y colaboradores inmediatos. Compartimos con ustedes el don precioso de la caridad pastoral de Jesucristo. Nos ha surgido así el deseo de hacerles llegar una palabra de aliento inspirada precisamente en la figura del “Cura Brochero”. Les confiamos estas reflexiones esperando que sean provechosas, tanto para la reflexión personal como en común. Pedimos al Señor que renueve en nosotros la pasión por el Evangelio que animara al Siervo de Dios.

 

Un don de Dios que nos interpela

4. ¿Qué nos dice la figura evangélica y sacerdotal de Brochero? ¿Qué luz proyecta sobre nuestra vida y misión como pastores del Pueblo de Dios en este momento de nuestra historia?

 

5. En estos años, y con ocasión del proceso de beatificación, hemos podido conocer mejor los rasgos distintivos de su alma sacerdotal: su vida radicada en Dios, su amor a Jesucristo, a la Palabra y a la Eucaristía; su celo apostólico, especialmente por los más alejados y necesitados; la fortaleza y creatividad de un sacerdote que vivía intensamente su vocación de párroco; la originalidad con que unió evangelización y promoción humana; su tierna devoción a la Purísima; el testimonio elocuente de su vida pobre y entregada; su capacidad de amistad con grandes y pequeños; su configuración con Cristo paciente, sobre todo al final de sus días. Celebramos las iniciativas que nos están ayudando a apreciar cada vez más la riqueza de su persona. Las agradecemos y promovemos.

 

Brochero: maestro de vida para los sacerdotes

6. Un lugar destacado en este camino lo ocupan los Encuentros Nacionales de Sacerdotes y de Seminaristas teólogos que, cada tres años, se han realizado en Villa Cura Brochero. De esta manera, los lugares brocherianos, el paisaje de Traslasierra y su gente se han vuelto familiares para el clero argentino, incorporándose a su itinerario formativo. Para muchos de nosotros, peregrinar a Brochero se ha convertido en una fuerte experiencia espiritual en la que hemos podido reavivar el don recibido en la ordenación. El “Cura Brochero” ha llegado a ser así un verdadero maestro de vida que sigue compartiendo con nosotros lo que ha constituido el centro unificante de toda su vida: la persona de Jesucristo y la unión transformante con Él. Brochero nos ha enseñado a permanecer en la contemplación de Jesús, experimentándolo como Amigo, Maestro y Señor. La vida de oración de este santo cura nos interpela a nosotros que, como él, hemos sido llamados para estar con Jesús y predicar su Evangelio.

 

7. Estos encuentros nos han permitido también tener una experiencia gozosa de la fraternidad que brota del sacramento del Orden. El “Cura Brochero” ha sabido atraer y unir en torno a un mismo ideal a obispos y presbíteros argentinos, tan diversos por procedencia, temperamento y situaciones culturales. En Brochero hemos podido comprender mejor que el ministerio ordenado tiene una radical forma comunitaria y sólo puede ser ejercido como una tarea colectiva. Brochero ha sido un hombre de comunión, que ha vivido intensamente los múltiples vínculos que definen la identidad presbiteral en la Iglesia y en el mundo. Ha sido un hombre de obediencia apostólica, atento a la voz de Dios en las mediaciones eclesiales: en primer lugar, su obispo y la Iglesia diocesana; pero también los demás presbíteros, los laicos, los consagrados, incluso las concretas situaciones de vida. Como pastores sabemos bien lo que esto significa para nuestras iglesias particulares: la misión apostólica es una tarea compartida que nos involucra en primera persona a obispos y presbíteros en el único Presbiterio diocesano. En Brochero, nos hemos sentido llamados a una profunda conversión personal y pastoral para vivir decididamente la espiritualidad de la comunión.

Su alegría más grande: conocer a Cristo y darlo a conocer

 

8. Pocas obras revelan tan claramente el alma sacerdotal de Brochero como los Ejercicios Espirituales. Allí está la Casa de Ejercicios, cuyas paredes siguen hablándonos del encuentro con Cristo que el Siervo de Dios había experimentado y quería que los suyos vivieran como el momento más importante de la vida. En el lenguaje de Aparecida: “Conocer a Jesús es el mejor regalo que puede recibir cualquier persona; haberlo encontrado nosotros es lo mejor que nos ha ocurrido en la vida, y darlo a conocer con nuestra palabra y obras es nuestro gozo”. Un encuentro con Cristo que transforma la vida y hace de cada ejercitante un “discípulo misionero” para sus hermanos. Conocemos bien los testimonios que nos han llegado de esta opción evangelizadora del “Cura Brochero”. Conocemos también la huella profunda que ha dejado en el alma religiosa de Traslasierra. De esa pasión brotó una inagotable creatividad pastoral que, unida al ingenio criollo y a la perseverancia del apóstol, fue el canal a través del cual el amor primero de Dios tocó y convirtió los corazones más duros y cerrados.

 

Un párroco santo entre su gente

9. Al tener noticia de su vida y recorrer los lugares brocherianos, no deja de sorprendernos la elocuencia evangélica de este simple hecho: Brochero llegó a configurarse con Jesucristo como cura párroco. En las condiciones ordinarias de la vida de un párroco de nuestra tierra encontró la fuente de su santificación: una parroquia extensa, la confesión, la Misa y la predicación, la visita a las familias y a los enfermos, la educación de las nuevas generaciones, el servicio a los pobres, el trabajo codo a codo con laicos, consagrados y otros presbíteros, etc. En lo cotidiano de su parroquia ha vivido la caridad pastoral como “concentración de cada instante y de cada gesto en torno a la opción fundamental y determinante de «dar la vida por la grey»”6. Para Brochero, ser párroco y ser misionero ha constituido una misma realidad. Ha vivido sencillamente la esencial dimensión misionera del ministerio presbiteral. Este ardor apostólico nos interpela. Hoy, anhelamos para nuestra Iglesia una fuerte conmoción que nos desinstale y nos convierta en misioneros. “Necesitamos que cada comunidad cristiana se convierta en un poderoso centro de irradiación de la vida en Cristo”7. Inspirados por Brochero, y ante los complejos desafíos de hoy, los pastores de Argentina experimentamos ese impulso evangelizador que viene del Espíritu. Nos sentimos llamados a salir, como él lo hizo, a proclamar la gran esperanza que es Jesucristo, sobre todo, a los más alejados.

 

10. La configuración con Jesús el Buen Pastor lo ha llevado a encarnarse profundamente en los valores de la cultura de la gente serrana. Ha sabido así anunciar a Jesucristo, la novedad de su Evangelio y de la vida cristiana con ese estilo pastoral de alegría, entusiasmo y cercanía que nosotros anhelamos para nuestra evangelización8. También nosotros, como pastores, sentimos el desafío de una inserción profética en nuestra cultura, “para sembrar en ella la semilla del Evangelio, es decir, para que el mensaje de Jesús llegue a ser una interpelación válida, comprensible, esperanzadora y relevante para la vida del hombre y de la mujer de hoy, especialmente para los jóvenes”ix. Brochero, también en esto, ha abierto camino para nosotros.

 

Amó a los pobres con el corazón de Cristo

11. Estas reflexiones sobre Brochero no pueden pasar por alto un aspecto fundamental: su opción por los pobres sólidamente radicada en Jesucristo. Por Él abrazó la pobreza como forma de vida. Por Él sirvió a los pobres, la inmensa mayoría de sus feligreses, llevándoles el Evangelio que promueve la plena dignidad del ser humano. Lo hizo sin resentimientos ni actitudes ideológicas o dialécticas. Supo así interpelar oportunamente la conciencia de los poderosos desde Evangelio y el bien común. Con ingenio y perseverancia procuró para los suyos aquel progreso que, por entonces, estaba cambiando el rostro de la joven nación Argentina. Pero, sobre todo, trató a los pobres como sujetos libres y responsables. Los promovió en su dignidad de personas. Por eso, su servicio fundamental fue llevarlos al encuentro con Cristo, para que delante de Él orientaran libremente su vida. Su ministerio pastoral entre los encarcelados, por ejemplo, nos conmueve, edifica y provoca. Brochero nos marca un camino: “Todo lo que tenga que ver con Cristo, tiene que ver con los pobres y todo lo relacionado con los pobres reclama a Jesucristo”10. Como pastores compartimos el anhelo del Concilio Vaticano II y de la Iglesia que peregrina en América latina y el Caribe, recientemente expresado por el Santo Padre Francisco: comprometernos con “una Iglesia pobre para los pobres”.

 

Transfigurado por la Pascua

12. Hay un último aspecto que quisiéramos destacar contemplando la figura del “Cura Brochero”: su identificación con la pascua de Jesucristo. La vida de todo bautizado y, de manera particular la de un sacerdote, encuentra su sello de autenticidad en el sufrimiento que es necesario padecer por el Evangelio11. Lo sabemos muy bien por nuestra propia experiencia: la misión es fecunda si es transformada por la Pascua. Así lo vivió Brochero, que no solo experimentó diversas contrariedades en su ministerio, sino que, en la enfermedad y el retiro de los últimos años, llegó a participar consciente y libremente en la pasión de Cristo. Son conocidas las palabras que dirige a su condiscípulo, el obispo Yañiz Martín: “Pero es un grandísimo favor el que me ha hecho Dios Nuestro Señor en desocuparme por completo de la vida activa y dejarme con la vida pasiva, quiero decir que Dios me da la ocupación de buscar mi último fin y de orar por los hombres pasados, por los presentes y por los que han de venir hasta el fin del mundo”12.

 

 

 

Beato Cura Brochero: intercede por nosotros

13. Los obispos de América latina y el Caribe, en el Documento de Aparecida, han expresado uno de los anhelos más profundos de la Iglesia del continente: “El Pueblo de Dios siente la necesidad de presbíteros-discípulos: que tengan una profunda experiencia de Dios, configurados con el corazón del Buen Pastor, dóciles a las mociones del Espíritu, que se nutran de la Palabra de Dios, de la Eucaristía y de la oración; de presbíteros-misioneros, movidos por la caridad pastoral: que los lleve a cuidar del rebaño a ellos confiados y a buscar a los más alejados predicando la Palabra de Dios, siempre en profunda comunión con su Obispo, los presbíteros, diáconos, religiosos, religiosas y laicos; de presbíteros-servidores de la vida: que estén atentos a las necesidades de los más pobres, comprometidos en la defensa de los derechos de los más débiles y promotores de la cultura de la solidaridad. También de presbíteros llenos de misericordia, disponibles para administrar el sacramento de la reconciliación.”13

 

14. El Siervo de Dios José Gabriel de Rosario Brochero ha sido uno de esos buenos pastores, cuyo perfil ha sabido trazar con palabras incisivas el Santo Padre Francisco: “Al buen sacerdote -decía- se lo reconoce por cómo anda ungido su pueblo; esta es una prueba clara… Nuestra gente agradece el evangelio predicado con unción, agradece cuando el evangelio que predicamos llega a su vida cotidiana, cuando baja como el óleo de Aarón hasta los bordes de la realidad, cuando ilumina las situaciones límites, «las periferias» donde el pueblo fiel está más expuesto a la invasión de los que quieren saquear su fe… Así hay que salir a experimentar nuestra unción, su poder y su eficacia redentora: en las «periferias» donde hay sufrimiento, hay sangre derramada, ceguera que desea ver, donde hay cautivos de tantos malos patrones.”14

 

15. Queridos hermanos presbíteros: con inmensa alegría y gratitud de corazón, los pastores de Argentina podemos confesar que hemos conocido un pastor que ha vivido precisamente así, como un ungido del Señor que ha ido hasta las periferias del mundo a experimentar el poder del Espíritu, que nos es dado para anunciar a todos el Nombre de Jesús Salvador. Hoy, la Iglesia, con una decisión de su magisterio confirma lo que el sentido de la fe de los fieles ha percibido certeramente: el “Señor Brochero” es feliz -beato- porque ha creído y ha vivido como signo e instrumento del Buen Pastor. Goza en el cielo de la gloria de la Trinidad con María, los ángeles y los santos, intercede por nosotros y acompaña nuestro peregrinar en la fe. No nos queda más que dar gracias a Dios y dejarnos evangelizar por este hemano mayor, uno de nuestra tierra, que honra a la Iglesia de Dios en Argentina.

 

Un saludo cordial a todos ustedes en este gozoso tiempo de Pascua, encomendándonos unos a otros en la oración, la Eucaristía cotidiana, la protección de la Purísima y la intercesión del nuevo beato.

 

Los obispos argentinos

105º Asamblea plenaria de la CEA

Pilar, 20 de abril de 2013

 


La Beatificación del Venerable

José Gabriel del Rosario Brochero tendrá lugar en el Cristo que corona la localidad de

Villa Cura Brochero

 

El obispo de Cruz del Eje y delegado episcopal para las Causas de los Santos, monseñor Santiago Olivera, confirmó que la ceremonia de beatificación del venerable José Gabriel del Rosario Brochero tendrá lugar en el Cristo que corona la localidad de Villa Cura Brochero, al cual peregrinó en varias ocasiones el padre Brochero y miles de peregrinos y ejercitantes al terminar los ejercicios espirituales. Significa un cambio respecto al plan original, que preveía la realización en el paraje de Alto Grande, a unos 18 kilómetros de Villa Cura Brochero.

 

Días atrás, el obispo había confirmado a esta agencia la presencia del cardenal Ángelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, quien vendrá al país para presidir la celebración eucarística y la lectura del decreto papal que oficializará la elevación a los altares del Cura Brochero, el sábado 14 de septiembre.

 

Monseñor Olivera indicó que el predio será cedido para la ocasión por Rubén y Nelly Allende, propietarios de los terrenos que albergarán a miles de devotos del sacerdote gaucho. Asimismo, agradeció la generosidad de la familia De la Fuente-Violino, que habían ofrecido un campo en el paraje de Alto Grande y hasta la fecha se mantenía como el lugar de desarrollo de las actividades.

 

A fin de informar en detalle sobre los aspectos organizativos de la beatificación, el prelado brindará una conferencia de prensa para los medios, los fieles brocherianos y el público en general en la Casa de Ejercicios Espirituales de las Hermanas Esclavas, en Villa Cura Brochero, el próximo 14 de mayo, a las 11.30.

 

Finalmente, el prelado invitó a los fieles de Traslasierra, Cruz del Eje y la arquidiócesis de Córdoba “preparar el corazón con espíritu de gratuidad y generosidad” para recibir a los peregrinos que vendrán de muchas partes del la Argentina y el exterior.

 

La localidad de Villa Cura Brochero se encuentra ubicada a 140 kilómetros de la ciudad de Córdoba, en el Valle de Traslasierra, a la vera del Río Panaholma, accediendo por la Ruta Nacional N° 20, que inicialmente es autopista a Villa Carlos Paz.

 

Para mayor información:

0354915634802 // 0354415619550 beatificacionbrochero@gmail.com




 El día después

20 de marzo de 2013

Mons. Santiago Olivera. Obispo de Cruz del Eje


Get Adobe Flash player


Aquí son ya, las 0,10 minutos del día 21 de marzo. Aquí ¡Primavera! Como bien me decía hoy Marcela Valdarenas, periodista de las buenas de Villa Dolores, Radio María y Noticias del Sol, ¿será primavera por la primavera que nos tocará vivir en la Argentina? Será. Allí otoño, también tiene su gracia. Tiempos lindos, fecundos.

Aunque ya es medio tarde, quiero compartir con ustedes este día que parecen mil. Muy intenso. Profundo. Sorprendente. Regalo, como todo y cada día de Dios.

Muchos me pidieron que escriba. Y agradecían. ¡También gracias! Qué lindo es la comunión ¿no?  Será por eso que el Señor nos llama a eso.

Comencé el día temprano. Recé. Desayuné. Y fui a la Congregación para la Causa de los Santos, allí me reciben casi como de la casa. Hoy se abrió la caja que había traído en diciembre del proceso del presunto milagro atribuido a la Madre Catalina Rodríguez, fundadora cordobesa de las Hermanas Esclavas argentinas. Ella y sus hijas han tenido y tienen  mucho que ver con Brochero. Iba a realizarse la apertura el 18, pero como venía yo a Roma lo pusieron el 20. Una delicadeza que me conmovió. Me dio tanta alegría estar. Tanto me regala Dios. Estar en estos pasos similares a los que he transitado por Brochero me ilusiona y compromete. Pronto será la Junta Médica, Dios dirá. Estoy seguro que viene de la mano de Brochero la pronta beatificación de Catalina. Que gozo para Argentina, que don para Córdoba, cuánta santidad de antes y estoy seguro, cuánta santidad de hoy… ¿imaginaron pensar que caminamos entre muchos santos? Ellos son como nosotros, lucharon, sufrieron, lloraron, gozaron, rieron, se equivocaron, volvieron, se confesaron, fueron fieles, rezaron, amaron, trabajaron, descansaron… podría seguir…pero los más importante es que nosotros debemos ser como ellos….

Terminamos la apertura. Es un acto muy breve. Casi simbólico. Rezamos y se cortaron las cajas que habían venido lacradas. Se vieron los documentos. Se hizo una primera comprobación de la validez del proceso canónico y así se inicia lo que luego de convertirse en un libro (como una Positio) tendrán que leer los médicos de la Junta para evaluar si es o no un milagro. Nos toca rezar y mucho.  Yo le pido la gracia a Brochero, seguro que muchos se sumarán.  La santidad que queremos que sea reconocida no es para agrandarnos, sino para imitar esa vida, las hermanas, nosotros. La santidad que la Iglesia presenta en un cristiano auténtico, es como un faro que nos ilumina, es una clara señal que se puede ser santo, es más, nos recuerda que por el bautismo fuimos llamados a eso. Primera vocación, ¡la más importante!

Después de esta apertura me encontraba de nuevo con Silvia Correale, la postuladora también de esta causa desde hace más años  que las causas de Brochero y Catalina, por otra parte, bien eficaz y preparada, creo que es un don tenerla como tal de tantas causas argentinas,  y un familiar, descendiente de Antonia Paz y Figueroa, Lucía Sánchez Sorondo, sobrina a la vez de un Obispo que colabora en la Santa Sede y vive hace muchos años en Roma. Interesante vida la de la Madre Antula como la llamaban, es sin duda, parte de la historia Argentina. A modo de ilustración, para los que quieran conocerla un poco más o conocerla, les pongo parte de su biografía al final. Vale la pena. Será otra próxima beata argentina, donde Brochero nutrió también su espiritualidad cien años después.  Logros de los santos. Sus vidas trascienden los tiempos y las geografías.  Aquí les comparto una anécdota muy familiar, pero que tiene su gracia. Hablando de Paz y Figueroa y Roca, y otros personajes de la Patria…conté que mi abuela era sobrina de Nicolás Avellaneda. El cuento vino porque Roca fue padrino de bautismo de una tía abuela. A mí me impresionó siempre saber que Brochero para tratar de salvarle la vida a Santos Guayama habló con la mujer de Avellaneda, Carmen Nóbrega, ahí la postuladora casi  sin poderlo creer, cuenta que es sobrina bisnieta de ella como yo soy sobrino bisnieto de él…increíble. Todo surgió con una conversación de bautismo….es un dato, pero hace a la vida y a la historia de familia. Volvamos a Paz y Figuera. El encuentro con Lucía fue muy interesante. Acompañaremos también con mucho entusiasmo esta causa argentina que nos hará mucho bien. El Cardenal Bergoglio, (hoy Papa Francisco) estaba y está muy interesado en la misma.

En un rato de descanso, compartí un café romano con un sacerdote argentino y caminamos un poco hasta la hora del encuentro para ir a ver al Papa Francisco.

En la audiencia con Su Santidad, el Obispo de Roma, había un grupo de Obispos, además del Cardenal Sandri, y el antiguo secretario del Papa Benedicto, al cual pude acercarme y agradecerle al Papa Benedicto y enviarle un saludo, fue muy cordial el encuentro, además le regalé la foto de Brochero, para que lo siga recordando y había muchos sacerdotes más, entre ellos Mons. Karcher, quien trabaja en la secretaría de Estado y será creo yo una buena compañía para el Papa en este tiempo. El pertenece al clero de Buenos Aires,  y algunos laicos, entre ellos, el Embajador ante la Santa Sede Juan Pablo Cafiero, el secretario de Culto, Embajador Oliveri y secretario de culto católico Luis Saguier Fonrouge, empleados de la embajada, Ministros de la embajada,  y más laicos algunos de ellos familiares del Papa. El encuentro bien argentino. Con cantos religiosos, folclore, tango y cierto desorden. Habló en nombre de todos el Obispo Arancedo, cálido, excelente, preciso, que supo expresar el sentimiento de todos. Luego el Papa, sólo dijo “me alegro que estén agradezco las palabras de José María, (Arancedo, Arzobispo de Santa Fe) y no hablo más así saludo a cada uno.” Y así fue.

Cuando me tocó a mí pude conversar sobre la beatificación de Brochero. Me dio mucha alegría el ánimo que me dio y agradeció. Ya lo había hecho como Cardenal, sus palabras ahora como Papa cobraron una dimensión distinta. Un fía feliz. Y como digo, -don y tarea- regalo de Dios pero trabajo para ser más fiel cristiano. Deseo y aspiro. Me dijo que no irá a la beatificación. La verdad, -confieso- que aunque siempre es buena la presencia del Papa, me alegré. ¿Por qué? Porque la venida del Papa a la Argentina será un acontecimiento muy grande. La Beatificación también. Tendremos por lo tanto dos momentos importantes. La venida de un Papa nos vendrá bien para conocerlo más, para rezar, para hablar del papado, de la Iglesia….y más, a su vez la beatificación nos vendrá bien para conocer más a Brochero, para rezar, para prepararnos y más…. Me pareció tan sabio. Sin duda que la agenda del Papa no es fácil. Por delante tiene mucha actividad, pero también además de la agenda encuentro en esta decisión sabiduría y prudencia. Ilusiona, como ilusiona siempre saber de su venida.  Dios sabrá. Hay tantas muestras de que Dios conoce y sabe tanto mejor nuestros tiempos…Caminar confiados en su sabiduría y  amor de Padre nos da Paz. No es siempre fácil Pidámoslo como don.  Estamos en sus manos, las mejores, esto es bien consolador, aún en noches de sombra y dolor. Sus manos, las mejores!

LA figura del Papa ha movilizado el mundo. Los italianos, lo dicen, “lo amamos”, “entró en nuestro corazón” algún medio con más humor, dice en vez de “Habemus Papam” “habemus Pampa” por lo argentino. Demos gracias a Dios por el Papa y recemos por él. Lo pidió siempre. Nos enseña mucho. Necesita de nuestra oración, sin aflojar. Y como dijo él, necesitamos rezar unos por otros.

La tarde se hizo breve. Celebramos Misa aquí en la casa. Fui a ver las fotos. Conversé y compartí un rato con un primo hermano mío., (Mariano de Vedia, enviado de La Nación) en el día de su cumpleaños. Y caminé por las lluviosas calles de Roma.

Mañana, espera la Misa en San Pedro. Iremos los tres Obispos que vivimos aquí y algunos sacerdotes. Será el último día de este viaje. El viernes muy temprano viajo para Buenos Aires. EL cambio de hora me hará llegar el mismo día, gracias a Dios para el sábado estar en Cruz del Eje. Dios mediante y comenzar una nueva Semana Santa, nuevo regalo de Dios. Tiempo para volver de nuevo a Jesús y alegrarnos con su presencia de Resucitado.

Creo que no me olvidé de mucho. Algo seguramente si. Y ánimo, ya me vuelvo. Terminan las crónicas. Un abrazo a cada uno. La maravilla de las redes sociales hace ¡que seamos muchos más que dos! Un abrazo



Beatificación del Cura Brochero confirmada,

no vendrá el Papa.

Desde Roma en horas del mediodía de hoy (20) Nuestro Obispo Mons. Santiago Olivera confirmó que la Celebración de Beatificación del Cura Brochero se realizará en Alto Grande aunque no se contará la con la presencia del Papa Francisco y será representado por el Cardenal Amato, quien aseguró su presencia.

La fecha será la misma que estaba prevista el 14 de Setiembre. Nuestro Obispo y la comisión pro-beatificación continuaá sus preparativos en forma habitual.


Crónica de un día Histórico en San Pedro

Mons. Santiago Olivera. Obispo de Cruz del Eje


19 de marzo de 2013, Solemnidad de San José

La verdad que no me es tan fácil compartir todo lo vivido en este día. No me es fácil porque siento más la necesidad de contemplar casi en silencio cada cosa vivida y además en profunda gratitud a Dios. ¡Qué gran privilegio! ¡Qué don grande!, pero a la vez, por lo mismo lo siento tarea. Llegué a Roma ayer, en un muy buen viaje aunque cansador por las horas de vuelo. Pude saludar en Madrid, por el tiempo que debía esperar el vuelo siguiente a Roma, a unas queridas hermanas Siervas del Sagrado Corazón de Jesús, de las cuáles, en mi Diócesis de origen fui casi 20 años a celebrarles Misa en alguno de los días de la semana. Fue muy lindo, breve pero fecundo ya que pude celebrar la Misa del día. A Roma llegaba tarde y siempre es un riesgo. No quería dejar de celebrar como cada día. Una gracia más que pudo hacerse posible.

Llegué a esta casa, donde me encuentro, de la Virgen Niña cerca de las 23,30 hs. aquí también se hospedan los Obispos Arancedo y Enrique Eguía Seguí, Presidente y secretario respectivamente de la Conferencia Episcopal Argentina. Recién los pude ver esta mañana en el desayuno, que pudimos compartir también sentados en la misma mesa con Raniero Cantalamessa, un lujo, increíble!, estaba feliz con el nuevo Papa!

Luego del desayuno  salimos rumbo a San Pedro. Allí nos encontramos con otros Obispos Argentinos, Monseñores Frassia de Avellaneda- Lanús, Alfonso Delgado de San Juan, Eduardo García, Auxiliar de Buenos Aires, Boghossián, Obispo Eparca  de los Armenios, Marcelo Martorell, Puerto Iguazú y Luis Villalba, Arzobispo Emérito de Tucumán. Me dio mucha alegría poder saludar otros Obispos como Bruno Forte, a quien conozco y valoro mucho y es además de una cordialidad admirable. El es el Obispo de los padres de la Sociedad de San Juan que están en Chietti, muy lindo encuentro. Me compartió que con otro Obispo italiano que también quiero y conozco Mons. Paglia, deseaban y rezaban para que salga Bergoglio, estaban felices….un milagro del Cardenal Martini -me dijo-. Martini, muerto hace poco un fue Jesuita  muy estimado y valorado por muchos, Emérito Arzobispo de Milán.

La Misa, sencilla y dentro de todo bastante breve. El Papa, como viene presentándose, sencillo, cálido, cercano. Parecía que estábamos en casa. Sin duda irá cambiando mucho de viejos estilos conocidos, cambios de época. Cada vez me convenzo más que el espíritu nos conduce y conduce con Sabiduría a la Iglesia. Pedro, (Francisco) hoy nos está marcando un camino. Transitamos o deberemos transitar con él los caminos de la fraternidad, sencillez y del amor. Amor a todos, amor siempre y en particular muy particular a los más pobres y alejados.

Al terminar la Misa, (sólo concelebraron los Cardenales) con Mons. Enrique fuimos pasando hasta llegar a donde el nuevo Papa saludaba a las autoridades. Allí pudimos saludar a la Presidenta Argentina, la primera que saludó. Conversé con ella. Me agradeció mucho la imagen de Brochero que le regalé hace recién una semana. Me dijo con alegría que la tiene en su escritorio. Lo mismo le compartió a los Obispos Arancedo y Eguía en la tarde que tuvieron con ella una reunión más protocolar. Les dijo que tenía a Brochero en su escritorio. Me conmueve, Dios y Brochero nos llevarán como siempre por buen camino. También pudimos ver a los presidentes de Méjico, Chile, España, y a los Príncipes Felipe y Leticia y conversar, (muy simpática) con Máxima, la futura Reina de Holanda y con la Presidenta del Brasil, Dilma Rousseff, que nos espera en la JMJ, muy cordial, todos felices con un Papa de Argentina, más de América Latina.

Al terminar los saludos a todas las delegaciones, el Papa con todos una palabra y cordial y de pié, nos saludó a nosotros. Impresionante. Es tan raro verlo Papa, parece un sueño. Es como sentir  el Vaticano muy como de casa, aunque siempre lo es, sin duda en este caso lo es más. Además, a los argentinos nos miran con más consideración. Creo que la Argentina es mirada con más consideración. Debemos profundizar más lo que significa que un Argentino sea el Papa, 1º de la Historia, 1º de América, notable- Sin duda que será un Papa que marcará en la vida de la Iglesia, hay y habrá con él un antes y un después. Es un Papa, por lo que podemos “respirar aquí” que fue recibido con el corazón abierto de todos y ya lo tienen como un amigo más en casa…en cada casa….lo mismo pasará en nuestra tierra. Ya es sin duda muy, muy querido….Alabado sea el Señor por estos regalos para nuestro tiempo.

Y pensaba que en tiempos de un Papa Jesuita y argentino será beatificado Brochero. Cuánto para agradecer y entender. No sé si será fácil que él lo beatifique. No sé si es posible. Visitará Argentina, pero habrá que ver los tiempos históricos más favorables. Dios dirá. Me da mucho gozo que en el papado de Benedicto haya sido firmado el decreto que abrió las puertas de la beatificación de Brochero y en el papado de este hermano nuestro sea beatificado…. ¿será por eso que se tardó tanto tiempo?

Mañana a las 13 lo veremos al Papa. Recibe a los Obispos y sacerdotes argentinos. Sin duda nueva gracia. Nos recibe el Obispo de Roma, él nos preside en la Caridad, pero está encarnando también en este aspecto las enseñanzas de la Iglesia Local o particular del Concilio Vaticano II. La verdad que me impresiona y bien. Recuerdan algunos de mi Diócesis cuando les compartía que hay que rezar el Rosario por el Obispo también…ya que el Papa es el Obispo de Roma? Él lo está marcando mucho. La Iglesia Diocesana que es por tanto corresponsable en la marcha de la Iglesia Universal, El Papa y la Iglesia de Roma nos presiden. Más de una vez he compartido la necesidad de leer y releer lo que significa la Iglesia particular, no es una parte, es toda la Iglesia, aunque siempre en comunión con el sucesor de Pedro.

Cerca de las 13,30 volvimos con Enrique a la casa para almorzar. A las 16,30 celebraríamos la Misa los tres. Ya que sólo habíamos participado del Inicio del ministerio del Obispo de Roma, venido del fin del mundo, como dijo el Cardenal Bergoglio, Papa Francisco.

Luego de la Misa fui a caminar por el frió romano que se va despidiendo del invierno. Mucha gente en Roma. Y muchos jóvenes, una esperanza. Creo que en nuestra Patria vendrán tiempos de renovación y vendrán tiempos de mayor respuesta vocacional. El Señor siempre llamó y llama, me parece que vendrán tiempos en que será mejor escuchado…y por lo mismo y por lo tanto no debemos dejar de rezar, con los sentimientos de Jesús, que se compadeció…y por ello nos dijo: Recen! Yo y todos los sacerdotes y seminaristas somos fruto de la oración del pueblo y de nuestras familias por cierto.

Vuelvo. Salí a caminar. Me encontré con el Cardenal Kasper. Un lujo, Cardenal Alemán. Trabajó en el Ecumenismo, estuvo en la Argentina. El Papa Francisco lo citó en su Primero Ángelus. Lo paré y lo saludé con alegría, le comenté lo del Papa que lo citó- claro, lógicamente, lo sabía- estaba feliz. Le pregunté ¿que me cuenta del Papa? : “Una gran esperanza. Aire fresco para la vieja Europa” –me contestó- Dios quiera que rejuvenezca y Dios quiera que la joven América sea siempre joven….dependerá mucho de cada uno de nosotros.

Volví a casa. Recé. Miré correos. Escribí. Me doy cuenta que se hizo largo. Pido perdón. Aunque lo envío, pueden leer algo o nada. Sólo quería compartirles esto, además decirle muy desde el corazón, que siento que he venido con todos. Le dije al Papa el saludo de tantos. Mañana le daré la imagen y una reliquia de Brochero. En carta que le dejé se lo adelanté.  Podríamos decir que Brochero también esté en Roma, y cerca de un Jesuita, que él los quería tanto. Rezo por ustedes. Recemos por Francisco. No dejen de rezar también por mí.

 



Miles agradecieron la próxima

beatificación del Cura Brochero

 

Cientos de sacerdotes y miles de laicos acompañaron la jornada ver más

Villa Cura Brochero (Córdoba) (AICA): El nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, presidió una misa en Villa Cura Brochero a fin de bendecir la construcción del templo que en esta localidad se alzará en honor al venerable José Gabriel del Rosario Brochero, que en septiembre de este año será declarado beato. En la Eucaristía se agradeció a Dios por la firma del milagro que el papa Benedictio XVI efectuó el pasado 20 de diciembre. Cerca de 8.000 personas acompañaron esta manifestación de piedad religiosa en el cierre de la “Semana Brocheriana”. En la homilía, el nuncio valoró las virtudes del Cura Brochero y llamó a imitarlo e implorar a Dios la conversión del mundo.

El nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, presidió una misa en un predio perteneciente al obispado de Cruz del Eje, en Villa Cura Brochero, a fin de bendecir la construcción del templo que en esa localidad se alzará en honor al venerable José Gabriel del Rosario Brochero, que en septiembre de este año será declarado beato. En la Eucaristía se agradeció a Dios por la firma del decreto que reconoce el milagro atribuido al sacerdote cordobés. Benedictio XVI había rubricado el documento el pasado 20 de diciembre.

De la celebración eucarística participaron también monseñor Santiago Olivera, obispo de Cruz del Eje y delegado episcopal para la causa de los santos en la Argentina, monseñor Carlos Ñáñez, arzobispo de Córdoba, monseñor Mario Antonio Cargnello, arzobispo de Salta, y monseñor Carlos María Franzini, arzobispo electo de Mendoza.

Concelebraron también los obispos Carlos José Tissera (Quilmes), Luis Eichorn (Morón), Sergio Alfredo Fenoy (San Miguel), Marcelo Cuenca Revuelta (Alto Valle del Río Negro), Roberto Rodríguez (La Rioja), Eduardo Martin (Rio Cuarto) y Gustavo Zurbriggen (coadjutor de Deán Funes). Además, acompañaron la misa más de 100 sacerdotes.

Cerca de 8.000 personas acompañaron esta manifestación religiosa, en la que incluso se hicieron presentes el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, y varios jefes comunales.

Monseñor Olivera agradeció al nuncio su presencia en tan importante acontecimiento para la iglesia diocesana de Cruz del Eje: “Me da la oportunidad de agradecer en nombre de la diócesis al Santo Padre por la firma del milagro que abrió las puertas para la próxima beatificación. En el Año de la Fe, este acontecimiento nos renueva para seguir creciendo en ella”. El prelado también agradeció la compañía de otros pastores y de representantes políticos.

 

Las palabras del nuncio

Monseñor Emil Paul Tscherrig dirigió a la multitud reunida una homilía basada en el ejemplo y guía de vida cristiana que el Cura Brochero significa para los argentinos. “Si recorremos su vida, vemos a un hombre abierto a las necesidades y problemas de su tiempo y, como cristiano y sacerdote, hombre de Dios y hermano de todos”, destacó el representante papal.

Monseñor Tscherrig dedicó un párrafo a alabar la búsqueda de la salvación de las almas y el compromiso con el cambio de vida social y material que la zona de Traslasierra debía operar.

El prelado aseguró que en Brochero “se han realizado plenamente las palabras que san Pablo ha escrito a su amigo Timoteo”, cuando le escribe "el Espíritu que Dios nos ha dado no es un espíritu de temor, sino de fortaleza, de amor y de sobriedad". Además, rescató la valentía en la vivencia de la fe y el compartir con sus fieles “los sufrimientos que son necesarios padecer por el Evangelio”.

Asimismo, el nuncio recordó que, en este Año de la Fe, el Santo Padre invita a recorrer la historia de la fe, y en tal sentido, el ejemplo del Cura Brochero “era una estrella de esperanza que brillaba en la oscuridad de su época y que reveló la fuerza transformadora de la belleza de la fe”.

Finalmente, monseñor Tscherrig llamó a implorar la gracia de la conversión “para nosotros y el mundo” y hacer de Cristo el centro de la vida del hombre. “La fe, en efecto –dijo citando al Papa-, crece cuando se vive como experiencia de un amor que se recibe y se comunica como experiencia de gracia y gozo".

 

Semana brocheriana

La celebración eucarística presidida por el Nuncio sirvió de broche a la “Semana Brocheriana” preparada desde el obispado y encargada al presbítero David Silva y al padre Julio Merediz, vicepostulador de la causa de beatificación y que animó con su prédica las jornadas.

El obispado informó, asimismo, que el aporte de los fieles en la colecta de la celebración que encabezó el nuncio alcanzó los 32.000 pesos. El dinero recaudado será utilizado para paliar los gastos de la causa de beatificación y los preparativos de la ceremonia en que se glorificará al venerable sacerdote.

El predio donde se construirá el santuario brocheriano se encuentra en la margen oriental del río Panaholma, que fue testigo de la tarea pastoral de este “Apóstol de la Sierras” que se entregó sin límites por amor a Dios y a sus hermanos.

Bendición de la piedra fundamental

El obispo de Cruz del Eje, monseñor Santiago Olivera, informó que la piedra fundamental no fue bendecida en la ceremonia debido a "problemas técnicos". No obstante, informó que tal rito tendrá lugar a la brevedad.



Una multitud de peregrinos expresó su fe en la cercana

beatificación del Cura Brochero.


En Villa Cura Brochero se realizó la Santa Misa Concelebrada ante una multitud de peregrinos venidos de distintos puntos del país. Esta fue presidida por Mons. Emil Paul Tscherrig, Nuncio Apostolico en La Argentina junto a obispos, sacerdotes y seminaristas de diferentes diócesis del país.

 

Get Adobe Flash player

 

Audio Completo de la Homilia del Sr. Nuncio Apostólico (Radio María):

 



Brochero hombre de fe: Sacerdote pobre y entregado


Queridos hermanos y hermanas

Como todos estos últimos años, nos preparamos para celebrar la "semana brocheriana". Son días de oración, de reflexión, de acción de gracias. Días de verdadera gracia, que Dios nos va regalando a muchos de aquí, de nuestras tierras y a hermanos que vienen desde los distintos puntos del país, convocados por esta vida

misionera, evangélica, pobre y entregada, como fue la vida de

nuestro querido padre Brochero.

Este año sumamos el gozo de saber de la pronta beatificación.

Esto que rezábamos tanto y que por regalo de Dios nos toca

vivir.

Esta semana será distinta, sin duda. Experimentaremos la

respuesta de Dios a nuestras oraciones.

Haremos más fiesta. Dispondremos los corazones para el día de la beatificación. Y dispondremos nuestras vidas para vivir cada vez más y mejor el Evangelio de Jesús. Porque Brochero nos invitó y nos sigue invitando hoy al "Encuentro con Jesús", ese encuentro transforma nuestra vida y nos hace más testigos valientes del Evangelio, hombres y mujeres de fe vivida, encarnada y celebrada. Nos vemos en la semana, celebremos también, juntos con el Nuncio Apostólico Mons. Emilio Tscherrig, la Misa del 26.

 

MISAS DIARIAS DURANTE LA SEMANA BROCHERIANA

Por la Mañana: 7.30hs y 11.00 hs.

Por la Tarde: 21.00hs

Todos los días: Confesiones 1 hora antes de las Misas

*********

Viernes 18 a las 21 hs: Misa de Apertura

Presidida por Mons. Santiago Olivera Obispo de Cruz del Eje


El sábado 26 a las 10 hs: Misa Solemne

en el 99° aniversario de la Pascua del Padre Brochero

Presidida por el Nuncio Apostólico Mons. Emilio Tscherrig

*********

En las Misas de las 11 hs y de las 21 hs predica

el Padre Julio Merediz s.j. Vicepostulador de la Causa

de Beatificación del Padre Brochero, sobre:

"Brochero, hombre de fe,sacerdote de vida pobre y entregada"


Sábado 19: La Encarnación: Cristo asumió la condición humana.


Domingo 20: "Hagan todo lo que él les diga".


Lunes 21: El Reino y la añadidura.


Martes 22: "¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero..?"


Miércoles 23: Las dos banderas: el hombre rico y el pobre Lázaro.


Jueves 24: " Feliz de ti por haber creído"


Viernes 25: "Si la sal pierde su sabor ¿con qué se la salará?"




VELADAS BROCHERIANAS


Después de las Misas de las 21 hs


Viernes 18: Hora Santa a cargo de nuestros seminaristas  diocesanos.

Sábado 19: Presentación de Coros.

Domingo 20: Noche de Poesía.

Lunes 21: Velada vocacional.

Martes 22: Doña Jovita

Miércoles 23: Presentación a cargo del Centro de Estudios.

Jueves 24: Teatro Brocheriano.

Viernes 25: Procesión con la Purísima hacia la casa donde pasó

sus últimos días el Padre Brochero.



Desde el lunes 21 al viernes 25 a las 10 hs

En la Capilla de la Casa de Ejercicios:

"Espiritualidad en el tiempo de descanso"

Reflexiones del Padre Marcos Sánchez sobre:

"Brochero una vida pobre y entregada:

Signo y Don para el andar de un pueblo"


Los Servidores reciben a los peregrinospara que en su visita al Santuariosientan la ternura y la cercanía de Dios.


ORACIÓN POR LA BEATIFICACIÓN

DEL PADRE BROCHERO


SEÑOR, DE QUIEN PROCEDE TODO DON PERFECTO,

TU DISPUSISTE QUE JOSE GABRIEL DEL ROSARIO

FUESE PASTOR Y GUIA DE UNA PORCION DE TU IGLESIA,

Y LO ESCLARECISTE POR SU CELO MISIONERO,

SU PREDICACION EVANGELICA

Y UNA VIDA POBRE Y ENTREGADA.

TE SUPLICAMOS QUE COMPLETES TU OBRA,

GLORIFICANDO A TU SIERVO

CON LA CORONA DE LOS SANTOS.

POR JESUCRISTO NUESTRO SEÑOR.

AMEN.


"Es un grandísimo favor el que me ha hecho Dios Nuestro Señor en

desocuparme por completo de la vida activa y dejarme la ocupación de

buscar mi fin y de orar por los hombres pasados, por los presentes y por

los que han de venir…"

Padre Brochero




José Gabriel del Rosario Brochero:

próximo Beato!!


El Santo Padre ha firmado el decreto de la cura milagrosa del niño Nicolás Flores Violino, acaecida a finales del año 2000.

La Beatificación de Brochero será, Dios mediante, en Alto Grande, cerca de Villa Cura Brochero (Cba.), el 14 de septiembre de 2013, fecha aún por confirmar por el Santo Padre.

 

 

Momento de encuentro con el matrimonio de Osvaldo Flores y Sandra Violino, papás de Nicolás. Tenía tan sólo 11 meses de vida, el 28 de septiembre de 2000, mientras viajaban de Córdoba a Villa Cura Brochero, cuando en las inmediaciones de Falda del Carmen, sufrieron un gravísimo accidente, donde perdió la vida el abuelo de Nicolás

¿Que ha significado para ustedes la realidad del accidente?

El accidente fue un hito que cambió rotundamente nuestras vidas, ya que involucró directamente a toda la familia, implicó pérdidas de vidas, lesiones graves y gravísimas. Nos significó un cambio en la manera de ver y vivir nuestras vidas,  tuvimos que asumir y enfrentar como padres la  discapacidad sobrevenida de nuestro hijo; pero es  un hecho en el que se combinan dos facetas: Una dramática, trágica y extremadamente dolorosa, y la otra llena de Fe, Seguridad y Amor. 

El accidente fue esencialmente lo que permitió poder vivir la manifestación plena del amor de Dios y la intercesión de Brochero, salvando la vida de nuestro hijo. Es la circunstancia que nos permite vivir y transitar nuestra realidad, dando testimonio que para Dios, nada es imposible y que el amor e intercesión de Brochero, siguen intactos en cada instante de nuestras vidas.       

Frente al dolor de la pérdida y el sufrimiento por la salud, ¿Cómo se encomendaron a Brochero?

Osvaldo. En el momento mismo del accidente, cuando Nicolás comienza con insuficiencia respiratoria y me doy cuenta que era muy grave le pedí y le supliqué  a Brochero que interceda ante Dios Nuestro Señor para que le salve la vida, que por favor no se fuera a morir, ese pedido lo hice convencido de que Brochero me acompañaría. Cuando el médico me comunica que el estado de Nicolás es gravísimo, que hay muy pocas esperanzas de vida y que debían intervenir quirúrgicamente, pero no sabían si resistiría la cirugía y que si pasaba esa instancia las secuelas eran impredecibles, en ese momento, reiteré el pedido por su vida rogando en este caso que no le quedaran secuelas. También la familia desde que se anotician del accidente y la gravedad de Nicolás piden a Brochero por su vida en especial sus bisabuelos Pascuala y Ramón ambos muy devotos del Cura Brochero. Posteriormente fue intenso y permanente  el pedido a Brochero por la recuperación de Nicolás, que día a día, se sigue produciendo.  

  

¿Cómo es y fue la relación familiar y personal con la figura de Brochero?

Osvaldo. La relación familiar con Brochero es íntima y profunda, es parte permanente de nuestras vidas, es como un padre siempre presente que nos consuela, nos protege y nos da fuerzas. Desde nuestros bisabuelos, Brochero ha estado presente de diversas maneras en ambas familias y tanto a mi esposa como a mi nos infundieron desde niños la devoción a Brochero y esa devoción nos llevó a vivir los ejercicios espirituales, a casarnos en la Iglesia de Brochero, entregando nuestro matrimonio a la protección del Curita y de igual manera le encomendamos a Dios por su intercesión el cuidado de nuestro hijo ni bien nos enteramos del embarazo; y Nicolás recibió el Bautismo y su Primera Comunión en la misma iglesia. Para graficar nuestros sentimientos podríamos decir que Brochero es un miembro más de la familia, así sentimos su presencia en nuestras vidas. En lo personal mi relación con Brochero es intensa, con un sentimiento de gratitud infinita por la vida de mi hijo y reafirmando de manera concreta que él, que fue y es un hombre santo, está en un lugar privilegiado para ayudar al que lo necesite.       

¿Cómo fue viviendo los pasos de la posibilidad que su hijo sea el destinatario del milagro de un sacerdote tan querido?

Sandra. En nosotros siempre estuvo la convicción, la certeza de que la vida y recuperación de Nicolás era un Milagro, reforzada por las manifestaciones de algunos médicos que se expresaban en ese sentido,  el 26 de Enero del 2002, sólo a poco más de un año del accidente, le acercamos al Padre Ricotti (en ese entonces párroco de Villa Cura Brochero) una carta comunicando lo que para nosotros era una gracia especial concedida por la intercesión del Cura Brochero.

Frente al pronóstico desalentador en relación a las posibilidades de calidad de vida y la recuperación asombrosa de Nicolás, particularmente del lenguaje, nos llevó a comunicar los avances y logros de Nicolás, esta vez al Padre Frigerio con fecha 14/06/2005.

Cuando en el año 2009 comenzó el proceso de estudio del presunto milagro en el Arzobispado de Córdoba, lo vivimos con una gran emoción en lo familiar, con mucha esperanza como Brocherianos, ya que hacía mucho tiempo que se esperaba un milagro para que Brochero pudiera estar en los altares, con una gran responsabilidad y compromiso para aportar todos los elementos que el tribunal nos fue requiriendo y con la tranquilidad de que Brochero estaba presente en cada paso de la causa; fue increíble ver como se iban dando las cosas. El cierre del proceso en Córdoba significó una inmensa alegría, ver materializado el estudio del presunto milagro en “esa caja lacrada” para ser enviada a Roma, es una imagen que quedará gravada en nuestras retinas, brotaba el sentimiento de que esta vez era posible.  

Osvaldo. El proceso en Roma nos generó ansiedad, sin dejar de lado la certeza sobre el presunto milagro, ya que era un examen más exigente.

Debemos reconocer que para el momento de realizarse la junta médica estábamos absolutamente confiados, pero cuando Monseñor Santiago, nos habló desde Roma, avisándonos que el presunto milagro había sido aprobado por unanimidad por la junta médica, nos invadió el llanto y la alegría. La segunda instancia, la de aprobación de los Teólogos, para nosotros fue la más incierta y la que nos generó mayor expectativa y felicidad, cuando nos avisaron que también había sido positiva, y por unanimidad, fue un regocijo para nuestra Fe. Es muy difícil transmitir lo que se siente, es una emoción que desborda y había que contener esa emoción en el silencio y respeto al proceso, era saber que cada paso estaba cumplido, pero que era su Santidad quién decretaba la aprobación del  milagro.

Hoy nos llena de gozo poder compartir, con quiénes comulgan nuestra Fe, la experiencia vivida y el orgullo de ser parte de la gloria de Brochero, un hombre y sacerdote santo, pastor y guía, ejemplo de amor, entrega, honestidad, perseverancia,  progreso, caridad y humildad…

¿Podría compartir su vivencia espiritual en este tema?

Sandra. Desde lo espiritual vivimos este proceso a la luz de la Fe, y así como desde el momento del pedido, se hizo con la convicción de que se concedería, en una sincera entrega a Dios y a Brochero; de la misma manera tuvimos la certeza de que el pedido de todos, iba a ser escuchado. Nos aferramos con mayor fuerza a la oración para la beatificación de Brochero. En cada paso del proceso iba surgiendo un infinito agradecimiento. Nicolás para nosotros es un continuo milagro que nos recuerda cada día que Dios es lo esencial en nuestras vidas, como nos enseña Brochero y tratamos de vivirlo de ese modo.    

¿Cómo lo vive Nicolás?

Sandra. Nicolás lo vive con simpleza, para él lo más importante es la beatificación de Brochero; la oración por su beatificación se ha rezado en familia diariamente y él siente que eso es lo importante. Cuando le contamos y explicamos que su vida había sido salvada por Dios por intercesión de Brochero y le preguntamos que sentía nos dijo: “siento mucho amor en mi corazón”, creemos que es la mejor síntesis, todo este proceso ha estado lleno del amor de Dios y de Brochero.  

¿Qué significó para la familia?

Osvaldo. Haber recibido una doble bendición, el del milagro en sí y que sea la gracia elegida para la beatificación de Brochero, nos hacer sentir privilegiados del inmenso amor de Dios, ambas bendiciones nos sirvieron para crecer espiritualmente, para darle mayor sentido al sufrimiento, para dignificar nuestra cruz, para agradecer que Dios nos lo ha prestado por segunda vez, para tratar de vivir nuestra vidas al ejemplo de Brochero y lo vivimos con total serenidad, con mucha paz interior, pero especialmente con Fe, en la convicción de que sólo fuimos simples instrumentos para que José Gabriel del Rosario Brochero, hoy sea Beato.             

Para compartir... lo que crean que puede ayudarnos

Sandra. Lo que nos gustaría compartir, es que  si bien hoy disfrutamos de la inmensa alegría de la Beatificación de Brochero y estamos de fiesta, los caminos del Señor no son fáciles, en nuestro caso el milagro de la vida vino acompañado por un proceso que significó también mucho sufrimiento, que recibimos a veces con enojo, a veces con alegría, otras con tristeza, pero lo importante es que fue con aceptación  y Fe. En esa seguridad de que era posible la recuperación de Nicolás, se encuentra sumado el esfuerzo y el trabajo diario de Nicolás, la familia, los terapeutas, los amigos, los médicos, en el convencimiento de que todos somos instrumentos para la gloria de Dios. No basta sólo con recibir el milagro, tenemos que crecer cada día y multiplicar los dones recibidos, debemos crecer en la Fe, en el amor, en el servicio, en la entrega y dar testimonio de vida.

Osvaldo. Nuestro hijo es un ser lleno de amor, que lleva a Dios y a Brochero en su corazón y es nuestro verdadero ejemplo de vida y de Fe.

Pero Nicolás es uno más de muchos milagros concedidos y seguramente muchos más son los que vendrán, lo importante es dar testimonio, compartir, no callar...

Ahora como Brocherianos debemos redoblar el esfuerzo y tomar el compromiso de rezar por la canonización de Brochero.-

 


Brochero, discípulo misionero de Jesucristo


Ante la gratísima noticia del Santo Padre de haber decidido la beatificación de José Gabriel del Rosario Brochero, los obispos de la Región Centro (Arquidiócesis de Córdoba, Diócesis de Cruz del Eje, Villa María, Río Cuarto, San Francisco y Prelatura de Deán Funes)  queremos recordar y celebrar esta figura sacerdotal que refleja de modo particular el rostro de Cristo sacerdote, profeta y pastor de su Pueblo.

El Cura Brochero nació el 16 de Marzo de 1840 en un paraje llamado “Carreta Quemada” en las cercanías de Santa Rosa del Río Primero (Provincia de Córdoba) siendo bautizado al otro día de su nacimiento en la Parroquia de Santa Rosa. A los 16 años entró al Seminario Mayor de Córdoba “Nuestra Señora de Loreto” en donde recibió su formación sacerdotal y en las aulas de la Universidad de Córdoba cursó sus estudios filosóficos y teológicos. Fue ordenado presbítero el 4 de noviembre de 1866 por el Obispo José Vicente Ramírez de Arellano y preside su Primera Misa en la Capilla del Seminario el 10 de diciembre, festividad de Nuestra Señora de Loreto. Fue nombrado Prefecto de Estudios del Seminario y se inició en la vida pastoral en la Catedral de Córdoba. En 1869 se recibió de Maestro en Filosofía por la Universidad y en noviembre de 1869 el Obispo lo destinó a Traslasierra a hacerse cargo del Curato de San Alberto y más tarde es nombrado Párroco de Villa del Tránsito (actualmente Villa Cura Brochero) desde donde  desplegó  su intenso ministerio pastoral. Murió leproso y ciego en esa Villa el 26 de enero 1914, a los 74 años de edad.

Un rasgo típico de su vida sacerdotal fue la presentación del Evangelio mediante un lenguaje vívido y cercano a la comprensión de la gente sencilla. Su preocupación estuvo en iluminar la vida de sus fieles a partir de la Palabra de Dios no de forma general y abstracta sino aplicada a las circunstancias concretas de la vida. Durante sus cabalgatas y viajes se entregaba también a la oración silenciosa y continua de donde más tarde brotaría su predicación. Sus ratos largos orando delante de la Eucaristía como así también su amor y devoción a la Santísima Virgen María, le dieron esa profundidad que es propia de la palabra que brota de la contemplación y que luego se expande en la acción apostólica. Convencido de que los Ejercicios Espirituales de san Ignacio de Loyola eran un medio excelente para llevar a sus fieles a Dios, se convirtió en un gran propulsor de los mismos. A tal fin construyó con sus fieles una Casa de Ejercicios en donde llegaron a darse tandas hasta de 800 participantes cuyo fruto más notable e importante fue el cambio de vida de muchísimos hombres y mujeres. Estos "baños del alma"[1], como denominaba a los Ejercicios Espirituales ignacianos, lo llevó a predicarlos también en otras partes del país (Santiago del Estero, Tucumán) y a los presos de la Penitenciaría de Córdoba[2].

En cada una de las etapas de su vida sacerdotal, el Cura Brochero se interesó también por el desarrollo socioeconómico de sus fieles, la enseñanza, los caminos, el ferrocarril. Su corazón sacerdotal  se volcó siempre en el servicio hacia los más necesitados. Por esta razón, estuvo dispuesto a golpear todas las puertas y a buscar a todos aquellos que puedan darle una mano a fin de conseguir los medios temporales necesarios para que sus feligreses alcanzaran una vida más digna y cristiana. Sus gestos sacerdotales procedían del amor de Cristo Pastor que busca al hombre necesitado de paz y de perdón, de justicia, de verdad. Todo aquel que reclamaba su presencia sacerdotal (particularmente los enfermos y moribundos cuya atención normalmente requería el recorrido de decenas de kilómetros a caballo) hallaron  en él al ministro de Dios siempre dispuesto a servirles hasta el fin: “Yo me felicitaría si Dios me saca de este planeta sentado confesando y predicando el Evangelio"[3]. Brochero conoció también el dolor de las pruebas en su intensa vida apostólica: críticas e incomprensiones de algunos sacerdotes, religiosas y fieles; indolencia de algunos gobernantes ante sus pedidos de colaboración (particularmente su sueño irrealizado del ferrocarril) y finalmente, su lepra.

Mirando su vida hallamos reflejado un ejemplo viviente para todo sacerdote y un ejemplo concreto y profético de lo que nuestro pueblo anhela ver realizado en sus pastores. Ya lo señalaba un periodista en un artículo escrito en un diario cordobés en 1887:

"Es un hombre de carne y huesos: dice misa, confiesa, ayuda a bien morir, bautiza, consagra la unión matrimonial, etc. Y sin embargo es una excepción: practica el Evangelio. ¿Falta un carpintero? Es carpintero. ¿Falta un peón? Es un peón. Se arremanga la sotana en donde quiera, toma la pala o la azada y abre un camino público en 15 días, ayudado por sus feligreses. ¿Falta todo? ¡Pues él es todo! y lo hace todo con la sonrisa en los labios y la satisfacción en el alma, para mayor gloria de Dios y beneficio de los hombres, y todo sale bien hecho porque es hecho a conciencia. Y no ha hecho solamente caminos públicos: Ha hecho también una buena Iglesia. Ha hecho, además, un gran colegio... ¡y todo sin subsidio de la Provincia, sin erogación por parte de los miembros de la localidad! ¡Lo ha hecho todo con sus propias garras! ¿Milagro? No. La cosa es muy sencilla. Es cuestión de honradez y voluntad. En otros términos: es cuestión de haber tomado el apostolado en serio, como lo ha tomado el cura Brochero"[4].

Otro rasgo de su estilo sacerdotal fue la clara conciencia de que Dios es la fuente auténtica de la dignidad humana y por tanto predicar a Cristo es llevar a todo hombre a una vida más digna y humana. Esta convicción lo llevaba a que en su acción pastoral siempre estuvieran unidos vida en Dios y vida humana más plena. En su mente y corazón de pastor, evangelización y promoción humana formaban un binomio inseparable. A diferencia de muchos sacerdotes de su época, entendió su misión de manera amplia, integral, sin limitarse a lo sacramental, llegando a alcanzar horizontes que aún hoy sorprenden por su audacia, intensidad y amplitud. Su celo evangelizador lo llevó a mejorar las condiciones de vida de sus feligreses: telégrafos, correos, escuelas públicas, caminos, tramitación para conseguir el ferrocarril, promoción del turismo en la zona, proyectos de construcción de un dique, cultivo de peces para alimento de su gente, educación de la mujer a través de la fundación del colegio de niñas con la invalorable cooperación de las Esclavas del Corazón de Jesús.

Su vida, por la gracia del Espíritu, fue progresivamente convirtiéndose en una huella de Jesús en medio del mundo y como Él “pasó haciendo el bien y sanando a los que estaban oprimidos por el mal” (Hech. 10, 38). Fue dejando entre la gente esa “fragancia de Cristo” (2 Cor. 2, 15) que señalaba a todos que Él sigue vivo y operante en la historia a través de la Iglesia. En definitiva, la mística apostólica que encarnó el Cura Brochero consistió en el despliegue humano y concreto de la caridad de Dios derramada por el Espíritu Santo en su corazón sacerdotal.

El Episcopado Argentino en enero de 1964 -en pleno desarrollo del Concilio Vaticano II- expresó a través del Cardenal Antonio Caggiano su adhesión a la figura ejemplar de Brochero: 

“Como todos los grandes hombres, Brochero fue un ‘precursor’. Se adelantó a las ideas de su tiempo y a los métodos pastorales y misioneros de entonces, buscando nuevas maneras de transmitir íntegramente el mensaje cristiano. De un humilde pueblo de escasa vida espiritual, hizo una auténtica parroquia cuya irradiación espiritual todavía hoy continúa en toda la provincia de Córdoba. Se ocupó tanto del ‘cuerpo de su parroquia’ (cuidados a los necesitados, obras de caridad y misericordia, mejoras materiales en iglesias, caminos, proyecto de ferrocarril, etc.) como del ‘alma’ de la misma (enseñando, predicando, orando, convirtiendo con la palabra y el ejemplo). Amó a su parroquia hasta el fin y dio su vida por ella. Dios quiso que se inmolara en el más doloroso sacrificio, contrayendo la más penosa de las enfermedades: la lepra, en el decurso de las tareas apostólicas. Pero ni esta enfermedad ni la pérdida de la vista que la siguiera, fueron obstáculo para que el Cura Brochero fuera ‘cura hasta el final’, edificando su parroquia hasta el último día de su vida, con su oración, su Misa, su ejemplo, su caridad”[5].

Por todo esto, los Obispos de esta querida Provincia de Córdoba, no dudamos en afirmar que la Beatificación del Padre José Gabriel Brochero es una gracia también para toda la Iglesia que está en la Argentina y para la Iglesia Católica toda. En el misterio de la comunión de los santos, todos crecemos en la Iglesia cuando alguien como el Cura Brochero, vive en plenitud el Evangelio de Jesucristo. En esta espiritualidad de comunión la Iglesia se convierte en testimonio viviente de la Pascua de Cristo.

Quiera Dios concedernos que todos en la Iglesia -y de manera especial los sacerdotes- recibamos a través de este hecho de gracia que será la Beatificación de Brochero, una profunda invitación a la santidad a la que la vida de Brochero ciertamente nos interpela a través del ejemplo de su vida entregada.

Ponemos estos deseos en las manos de nuestra Madre Purísima, a la que tanto amó y veneró José Gabriel del Rosario Brochero

 


[1] "El Cura Brochero", en Liliana de Denaro, La Faceta Periodística del Cura Brochero, (Centro de Estudios Brocherianos, 2012) p 261.

[2] Cfr. "En la cárcel Penitenciaria. Ejercicios espirituales", "Ceremonia interesante", "En la Penitenciaría", en Idem p 219-221

[3] Carta al Secretario del Obispado Pbro. Eduardo Ferreira (2 Febrero 1907)

[4] ''El Cura de aldea. José Gabriel Brochero" en Liliana de Denaro, La Faceta Periodística… p 166-167.

[5] Boletín oficial del Arzobispado de Córdoba, enero-febrero 1964, 134-137


PROMULGAZIONE DI DECRETI DELLA CONGREGAZIONE DELLE CAUSE DEI SANTI , 20.12.2012


Ver Texto completo


PROMULGAZIONE DI DECRETI DELLA CONGREGAZIONE DELLE CAUSE DEI SANTI


Questa mattina il Santo Padre Benedetto XVI ha ricevuto in Udienza privata Sua Eminenza Reverendissima il Card. Angelo Amato, S.D.B., Prefetto della Congregazione delle Cause dei Santi. Nel corso dell’Udienza il Sommo Pontefice ha autorizzato la Congregazione a promulgare i Decreti riguardanti:




- il miracolo, attribuito all'intercessione del Venerabile Servo di Dio Giuseppe Gabriele del Rosario Brochero, Sacerdote diocesano: nato a Santa Rosa de Rio Primero (Argentina) il 16 marzo 1840 e morto a Villa Tránsito, Córdoba (Argentina) il 26 gennaio 1914;



[01712-01.02]


[B0745-XX.01]



APROBACIÓN DE LAS ÓRDENES DE LA CONGREGACIÓN PARA LAS CAUSAS DE LOS SANTOS, 20.12.2012


APROBACIÓN DE LAS ÓRDENES DE LA CONGREGACIÓN PARA LAS CAUSAS DE LOS SANTOS


Esta mañana el Santo Padre Benedicto XVI ha recibido en audiencia privada a Su Eminencia el Cardenal Angelo Amato, SDB, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. Durante el transcurso del Santo Padre autorizó a la Congregación a promulgar los decretos con respecto a:




- Un milagro atribuido a la intercesión del Venerable Siervo de Dios Giuseppe Gabriele del Rosario Brochero, sacerdote diocesano, natural de Santa Rosa de Río Primero (Argentina) 16 de marzo de 1840 y murió en Villa del Tránsito, Córdoba (Argentina) 26 de enero 1914 ;



[01712-01.02]


[B0745-XX.01



La Catedral, "Casa de la verdad, de la vida y del amor"

 

La Diocesis de Cruz del Eje comenzó a transitar sus primeros pasos hacia la Celebración del Cincuentenario de su creación con la Santa Misa de Apertura en Cruz del Eje el 12 de Agosto de 2012. Numerosos fieles procedentes de distintas comunidades e instituciones diocesanas, religiosas y religiosos, sacerdotes diocesanos y de otras comunidades diocesanas se congregaron a partir de las 16 hs para vivir un acontecimiento muy especial esperado por todos.

Previa bendición de las nuevas campanas para el Templo Catedral a cargo de nuestro Obispo Diocesano Mons. Santiago Olivera se inició la procesión hacia el interior del Templo. Mons. Estanislao Karlic, Arzobispo Emérito de Paraná, precidió la Eucaristía concelebrada por nuestro Obispo y por Mons. Omar Felix Colomé, Obispo Emérito de nuestra Diócesis. Al inicio se pronunció diferentes decretos vaticanos y episcopales que hacen referencia a la celebración, el decreto diocesano de lanzamiento del Año Jubilar y adhesiones de autoridades municipales que daban mayor relevancia a este día histórico para nuestra comunidad diocesana.

Mons. Karlic en su homilía que fue escuchada con un silencio atento de los fieles expresó que Jesucristo es el verdadadero Templo y que luego San Pablo hablaría de que todos los templos vivos por Jesús. Que nuestra Diócesis debe vivir y celebrar este acontecimiento con mucho gozo y hacer de la Iglesia dedicada y consagrada una "Casa de la verdad, casa de la vida y casa del amor". Al cabo de la misma se cantaron las letanías de los santos a cargo del coro del Monasterio de Monjas ABBA Padre, Mons. Karlic bendijo y consagró el altar con el aceite del santo crisma e incensación del mismo. Nuestro Obispo colocó el mismo aceite consagrado en las cruces colocadas en las columnas del Templo y los diáconos Angel y Victor encendieron las velas para su iluminación.

Al finalizar la Santa Misa se colocaron las reliquias de primer grado del Beato Papa Juan Pablo II en un altar especial ubicado en el crucero del costado derecho. Nuestro Obispo agradeció a Mons. Karlic por su cercanía y presencia y se le obsequió una imagen y reliquia del Venerable y pronto Beato Padre José Gabriel del Rosario Brochero.

En el atrio del Templo se descubrieron y bendijeron placas recordatorias sobre este evento diocesano.



"Positivo en forma unánime"

 

A las 5 hs de hoy 7 de Julio (10 hs en Roma) se reunieron Teólogos para observar el caso de supuesto milagro atribuido a la intercesión del Venerable Cura Brochero, los mismos dieron su aprobación positiva en forma unánime. Comunicación oficial emanada desde el Obispado de Cruz del Eje, Mons. Santiago Olivera, coactor de la causa en forma conjunta con el Arzobispado de Córdoba.

En octubre aproximadamente, se reunirá la reunión ‘ordinaria’ de obispos y cardenales para estudiar todo el proceso canónico que luego el prefecto de la Congregación Pontificia para la Causa de los Santos, el cardenal Angelo Amato, elevará al Santo Padre para su consideración final. “Estamos muy contentos, ansiosos y con mucha expectativa de que el próximo año vamos a tener al octavo beato en la Argentina, y para nuestra comunidad va a ser una gran alegría y una gran bendición”, así lo expreso Mon. Santiago Olivera

 

Notas en medios de Prensa

Dictamen favorable para la beatificación del Cura Brochero

La Voz del Interior 

La Comisión de Teólogos del Vaticano se reunió hoy para analizar teológicamente el milagro de sanación que se le atribuye al llamado cura gaucho. Falta la pronunciación del Papa. FELICES. La noticia despertó la felicidad en el pueblo del Cura Brochero ...

 

Dictamen favorable para la beatificación del cura Brochero en el ...

Cadena 3 

Avanza la beatificación del cura gaucho (Padre Enrique Maldonado). La Comisión de Teólogos del Vaticano aprobó por unanimidad esta mañana la beatificación del Cura Brochero. Ahora la Comisión de Cardenales será la encargada de analizar el milagro de ...

 



Otro paso en el camino de la beatificación de Brochero

Cruz del Eje (Córdoba) (AICA)


 

 

El 10 de mayo un presunto milagro obrado por la intercesión del Cura Brochero, fue sometido en el Vaticano a una Junta Médica la que manifestó que el hecho no tiene explicación desde el punto de vista médico, es decir que “supera a la ciencia”, con lo que estaba dado el primer paso en el camino a los altares del padre Brochero. Ahora el obispo de Cruz del Eje, monseñor Santiago Olivera, delegado de la Conferencia Episcopal para las Causas de los Santos en la Argentina, anunció que el próximo sábado 7 de julio se reunirá en Roma la Comisión de Teólogos que deberá expedirse acerca del presunto milagro, con lo que se daría el segundo paso, restando sólo la opinión de los Cardenales y finalmente del Papa.

El 10 de mayo último, un presunto milagro obrado por la intercesión del Venerable José Gabriel del Rosario Brochero, conocido como el Cura Brochero, fue sometido en el Vaticano a una Junta Médica para que diera su parecer acerca de la curación presuntamente milagrosa. La Junta Médica manifestó que el hecho no tiene explicación desde el punto de vista médico, es decir que “supera a la ciencia”, con lo que estaba dado el primer paso en el camino a los altares del padre Brochero.

 

Ahora el obispo de Cruz del Eje, monseñor Santiago Olivera, delegado de la Conferencia Episcopal para las Causas de los Santos en la Argentina, anunció que el próximo sábado 7 de julio se reunirá en Roma la Comisión de Teólogos que deberá expedirse desde el aspecto teológico del presunto milagro.

 

Luego del 7 de julio, explicó monseñor Olivera, sólo quedará la última instancia que es la de la Comisión de Obispos y Cardenales. Superado ese paso, el Prefecto de la Congregación Pontificia para las Causas de los Santos, el cardenal Angelo Amato, podrá elevar a la consideración del Santo Padre la causa del Cura Brochero.

 

“Me parece muy importante -dijo a AICA monseñor Olivera- que todos sigamos sintiéndonos parte de esta y de las causas que tenemos en nuestra Patria. Toda vida es un don de Dios para cada uno, y toda vida ejemplar es sin duda un Don para cada uno, un Don para toda la Iglesia. Pidamos al Señor la gracia de la pronta beatificación del Padre Brochero”.




Misa en acción de gracias en el Santuario

de Villa Cura Brochero




El Domingo de 20 de Mayo, Fiesta de la Ascención del Señor, a la llegada de Mons. Santiago Olivera a la Diócesis y a Villa Cura Brochero celebró la Santa Misa en acción de gracias por todo lo actuado en la causa de Brochero.

 

Por inconvenientes en el viaje la Eucaristía dió comienzo a las 17 hs y en un clima de profunda oración y fe, se reflejó en el interior del Templo la alegría y emoción ante la llegada de Mons. Santiago junto al Padre Jorge, quienes fueron recibidos con el aplauso y saludos de todos los peregrinos y brocherianos.

 

Fue celebrada de manera sencilla, recibendo algunos símbolos de la vida del Cura Brochero, se cantó de la Cantata Brocheriana "sombrerito alón" con la emocionante presencia de su autor Carlos Di Fulvio acompañado por las guitarras del coro del Santuario. Tras la bendición del Obispo se rezó por la beatificación del Venerable Cura Brochero junto a su tumba.

 

 



La Junta Médica aceptó el carácter

presuntamente milagroso de un caso atribuido

al Padre Brochero




Desde Roma, el obispo de Cruz del Eje, monseñor Santiago Olivera, confirmó la noticia a Cadena 3

Compartilo

"Estábamos rezando el rosario cuando llegó la noticia y fue una explosión de alegría y emoción", dijo el párroco brocheriano, Enrique Maldonado

Compartilo

Esta madrugada la Junta Médica reunida en Ciudad del Vaticano por unanimidad aceptó el carácter presuntamente milagroso de un caso atribuido al cura José Gabriel del Rosario Brochero.


La feliz noticia fue confirmada desde Roma a Cadena 3 por el obispo de Cruz del Eje, monseñor Santiago Olivera, quien remarcó que es un paso muy importante y explicó que ahora faltan sólo dos gestiones para lograr la tan deseada beatificación.


“Siete médicos tenían que confirmar si el tema pasaba a la ciencia. Es un paso muy importante”, dijo Olivera quien indicó que ahora resta que una junta de teólogos analice si todo lo realizado se hizo de acuerdo a la fe. Si es favorable pasará a los cardenales que le pedirán al Santo Padre la beatificación.


Para decidir la beatificación de Brochero, se estudia la intervención del sacerdote en la sanación de un joven tras un grave accidente.


Olivera al respecto dijo: “Es una curación de un niño, en una situación muy grave, en un accidente muy grave y que se había pedido por su vida a través de Brochero. Ha tenido funciones en su organismo y recuperado en un modo notable. Para ser prudentes y por respeto a la familia no decimos quién es. Es una curación de un niño en un accidente muy importante que Dios obró de una manera espectacular. Para nosotros, su vida es un milagro”.


Por su parte, el párroco brocheriano Enrique Maldonado dijo a Cadena 3: “Ha ocurrido este presunto milagro que se ha presentado y los siete médicos han dicho que es un milagro con intervención divina.


“En la parroquia estuvimos reunidos en oración desde ayer a la tarde y cuando estábamos rezando el rosario de la aurora llegó la noticia y fue una explosión de alegría y emoción y después de festejar un profundo silencio”, agregó.


El cura Brochero ya había sido declarado venerable por la Santa Sede, en febrero de 2004 por el papa Juan Pablo II, la primera de las escalas que culmina con la canonización. Para ser beato se necesita acreditar un milagro, y para ser santo, dos.


El “cura Gaucho” es el tercer cordobés venerable. Anteriormente, fueron declarados con esta condición Fray León Torres, fundador de la congregación de Hermanas Mercedarias del Niño Jesús, y Catalina de Rodríguez, fundadora de la congregación de las Esclavas de Jesús. Pero quien más lejos ha llegado en el camino hacia la santidad es la también cordobesa hermana Tránsito Cabanillas, quien fue declarada beata en julio de 2002.


Historia

José Gabriel del Rosario Brochero (1840-1914) fue ordenado sacerdote a los 26 años. Al inicio de su ministerio, el cura Brochero, como le llamaban sus fieles, se destacó en 1867 por su entrega para socorrer a los enfermos y moribundos de la epidemia de cólera que azotaba a la ciudad de Córdoba.


El 24 de diciembre de 1869 parte de la ciudad de Córdoba para hacerse cargo del curato de San Alberto, actualmente conocido como el valle de Traslasierra, instalado en la localidad de Villa del Tránsito.


Se lo recuerda como el cura gaucho que asumió como propias las necesidades de la gente. Con sus propias manos y animando a los pobladores construyó iglesias y capillas, levantó escuelas y abrió caminos entre las montañas.


En su vejez el padre Brochero enfermó de lepra, al haber compartido el mate y la vida de enfermos de ese mal, que lo dejó sordo y ciego.






Presentación del libro

“La faceta periodística del Cura Brochero”

en San Miguel (Pcia. de Buenos Aires)


      El sábado 28 de abril a las 18:00 horas se presentó en el auditorio del Colegio Máximo de San José en San Miguel el libro de Liliana De Denaro “La faceta periodística del Cura Brochero”, publicado por el Centro de Estudios Brocherianos. Un público numeroso, convocado por Mons. Santiago Olivera Obispo de Cruz del Eje y co-actor de  la Causa de Canonización del Cura Brochero, colmó las instalaciones del auditorio.  Se hallaban presentes el Intendente de San Miguel Dr. Joaquín de la Torre, el Obispo de San Miguel Mons. Sergio Fenoy y el  Rector del Colegio Máximo R.P. Juan Berli de la Compañía de Jesús.

     El P. Julio Merediz S.J. Vice- postulador de la Causa de Canonización del Cura Brochero hizo una breve introducción colocando el encuentro en el marco de la fiesta de Jesús Buen Pastor, resaltando que el Padre Brochero fue pastor y guía de una porción de la Iglesia y Dios lo esclareció por su celo misionero, su predicación evangélica y una vida pobre y entregada.  A continuación el Director del Centro de Estudios Brocherianos  Pbro. Jorge Frigerio proyectó un video con un resumen de la vida del Venerable Padre Brochero.

      Mons. Agustín Radrizzani Arzobispo de Mercedes-Luján y presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social expuso sobre algunas características que le llamaron la atención al leer el libro, esto es: los comentarios de los diarios de la época sobre este “párroco de campiña”, admirados por su entrega al pueblo ; también estos diversos diarios de la época la mayoría de ellos de ideas alejadas y hasta contrarias a la Iglesia alaban la tarea de Brochero por la elevación y dignidad de sus gentes.

    El periodista Mariano De Vedia reafirmó lo dicho anteriormente y destacó la relación de Brochero con los distintos medios de prensa, los únicos en su época, y cómo supo él también usarlos con sus intervenciones, cartas y artículos. En todos ellos se transparenta  el corazón sacerdotal de un hombre enamorado de su ministerio y de su pueblo.

     Finalmente, Mons. Santiago Olivera agradeció  una presencia tan atenta y numerosa y especialmente a la juventud presente. Obsequió a Mons. Radrizzani y al P. Merediz con productos de los olivares del Valle de Traslasierra que tanto anduviera en su misión el Padre Brochero. Y pidió oraciones especiales porque el 10 de mayo se reunirá en Roma la Junta Médica que decidirá sobre el presunto milagro atribuído a la intercesión del Padre Jose Gabriel Brochero.

 


Causa Brochero: se reunirá la Junta Médica en Roma

 

Mons. Santiago Olivera, Obispo de Cruz del Eje y co-actor de la Causa de Canonización del Padre Jose Gabriel del Rosario Brochero  pide oraciones  ante la noticia de la próxima reunión de la Junta Médica Vaticana a fin de examinar la presentación del supuesto milagro atribuido al Venerable Sacerdote argentino. Esta Junta se reunirá en Roma el día 10 de Mayo, es por esto que el Obispo pide realizar Vigilias de Oración  u otros modos en  las diversas comunidades del pais.




Presentación del Libro

“La faceta periodística del Cura Brochero”

 en Colegio Maximo de San Jose

San Miguel - Buenos Aires

 

 

Los invitamos a participar el Sábado 28 de abril a las 18, en el Colegio Máximo de la Compañía de Jesús ,Av. Mitre 3226, San Miguel, provincia de Buenos Aires,(entrada libre y gratuita) a la presentación del libro “La Faceta Periodística del Cura Brochero” de la licenciada Liliana De Denaro. En esta presentación estará monseñor Santiago Olivera obispo de Cruz del Eje, co-actor de la causa de beatificación del Venerable Siervo de Dios José Gabriel del Rosario Brochero, y estará a cargo de monseñor Agustín Radrizzani SDB, arzobispo de Mercedes-Luján y presidente de la Comisión Episcopal de Comunicaciones, quien lo presentará con el periodista Mariano de Vedia, del diario La Nación.

Participarán en esta presentación el padre Julio Merediz SJ, vicepostulador de la causa de beatificación y el presbítero Jorge Frigerio, director del Centro de Estudios Brocherianos de la diócesis de Cruz del Eje.

 


Presentación del Libro:

«La faceta periodística del Cura Brochero» 

Autora: Liliana De Denaro

Editorial Centro de Estudios Brocherianos


 

Mons. Carlos Nañez, Arz. de Córdoba y Mons. Santiago Olivera, Obispo de Cruz del Eje, co-actores de la Causa de Beatifiación del Venerable Siervo de Dios J. Gabriel Brochero, conjuntamente con la autora, la Licenciada Liliana De Denaro, y el periodista Javier Camara, en el Salón Diego de Torres - Obispo Trejo 361, Córdoba Capital el 20 de Abril a las 19 hs. harán la presentación del libro: «La faceta periodísctica del Cura Brochero». En San Miguel (Bs.As.) en el Colegio Máximo de los Jesuitas el 28 de Abril a las 18 hs, Av. Mitre 3226, junto a Mons. Olivera, será Mons. Agustín Radrizzani, Arz. de Mercedes Lujan y Presidente de la Comision Episcopal de Medios del Episcopado, quien lo presente con el periodista Mariano de Vedia, del Diario La Nación. Asimismo participarán en la presentación el P. Julio Merediz, SJ, Vicepostulador de la Causa de Beatifiación y el P. Jorge Frigerio, Director del Centro de Estudios Brocherianos.

 

El libro se presentará también en Villa Cura Brochero (4 de mayo); en Villa Dolores (16 de abril), en Villa Carlos Paz (18 de abril), en Cruz del Eje (2 de mayo) y en Santa Rosa del Rió Primero (en junio).

 

 

En este momento tan particular de la Causa de Beatificación del P. J. Gabriel Brochero, presentamos un libro de gran valor sobre el P. Brochero y su tiempo: es una investigación histórica exhaustiva de muchos años que realizó la Lic. e Invetigadora, Liliana De Denaro, de todos los artículos periodísticos que en vida del venerable Sacerdote se publicaron en los periódicos de la época, tanto escritos por él como sobre él. Las 416 pgas. del volumen, nos abren a una faceta nueva y poco explorada y, aún más, nos atreveríamos a decir, “poco imaginada” del Cura Brochero: su “faceta periodística”.

 

 

A la vez, con la edición de este libro, fundamental en el estudio y profundización de la vida de Brochero, sale a luz pública la Editorial Centro de Estudios Brocherianos, con la finalidad de seguir el ejemplo de Brochero que no se preocupó de dar a Dios y de mejorar las condiciones de su gente sólo al interior de la Casa de Ejercicios Espirituales o en el ámbito de la zona de Traslasierra, en Córdoba, sino que se valió de todos los medios periodísticos de la época para que Dios sea proclamado desde los techos, y así hacer bien a todas las gentes!

 

 

El Centro de Estudios Brocherianos, surge por iniciativa de Mons. Santiago Olivera, entre otras cosas, impresionado cómo este hombre, que terminó ciego, tuvo esa gran visión para adelantarse a los tiempos y descubrió que la transformación de la sociedad y el progreso aun material estaban unidos al progreso espiritual. Así,  el 16 de marzo de 2010 en este tiempo del Bicentenario de la Patria (2010-2016), y aproximándose el centenario de la Pascua de Brochero (2014) crea el Centro de Estudios Brocherianos,  para el estudio sistemático e inter-disciplinar de la vida del P. Brochero, poniendo al frente del mismo a la profesora de historia Viviana Acosta, y al Pbro. Lic. Jorge Agustín Frigerio.



El Vía Crucis y el Cura Brochero


En el año de la "Predicación Evangélica" del Venerable Cura Brochero ofrecemos para la oración y reflexión personal de los viernes cuaresmales y viernes santo un vía crucis que une el camino de Jesús y la vida del Cura Brochero.



 

 

La Conferencia Episcopal estableció el 1º de noviembre, día de todos los Santos, para realizar la “Jornada Nacional de Oración por la Santificación del Pueblo Argentino y la Glorificación de sus Siervos de Dios”, con el propósito de rogar por la pronta glorificación de los siervos de Dios argentinos. Monseñor Santiago Olivera, obispo de Cruz del Eje y delegado episcopal para las Causas de los Santos, conversó con la Revista On line de Editorial San Pablo sobre esta jornada.

 

-¿Cómo nació la Oración para la Santificación del Pueblo Argentino?

El 1º de noviembre de este año será la 15ª jornada de oración. Hace 15 años, los obispos vieron que era importante sensibilizar al pueblo argentino, que había que rezar no sólo por los siervos de Dios, los beatos o venerables que había entonces, sino también para redescubrir la vocación que tenemos en común a la santidad; por eso, es una jornada nacional de oración por la santificación del pueblo y por la glorificación de esos siervos y beatos. Así que para mí es una feliz iniciativa que, en estos 15 años, ha pasado por distintas etapas; y ahora en el bicentenario queremos rescatar a estos hombres y mujeres de nuestra patria, comprometidos con nuestra historia, y que han respondido con fidelidad al Evangelio del Señor.

-Como animador de estas jornadas, ¿qué experiencias puede rescatar de estos 15 años y cómo se pueden incentivar estas jornadas?

-En estos 15 años, el obispo que le dio más impronta fue Monseñor López, arzobispo de Corrientes, y lo que recordamos con más fuerza es el afiche con los rostros. Creo que fue un acierto muy grande, no sólo hacer la jornada de oración, sino, además, presentar los rostros concretos de esos hombres y mujeres, obispos, sacerdotes, religiosos y laicos que han sido fieles y están en camino de santidad. El logro más grande de esta jornada es hacernos tomar conciencia a todos, aunque sea una vez al año, de que la santidad es una vocación a la que debemos responder. Sabemos que no le sirve a Dios que tengamos acá más beatos, a él no le cambia nada, pero a nosotros sí, porque son un estímulo, un referente.

-¿Cómo puede una capilla adherirse a esta jornada, cómo pueden hacerla más visible en la parroquia?

-La jornada nacional es el 1º de noviembre, yo, como obispo -y cada obispo en su diócesis-, puedo extenderla al fin de semana por razones pastorales. En mi diócesis, la continuamos el fin de semana siguiente al 1º para que tenga masiva concurrencia en las misas dominicales. Esto ha sido muy positivo, por las lecturas, la predicación, la oración por ellos, nosotros hacemos las estampas con la oración que este año volveremos a entregar. Eso significa que estamos en un camino, pero cada parroquia puede multiplicar la oración. Con la gente que me ayuda en mi delegación, vamos a ofrecer a distintos santuarios un afiche grande con el mapa del país y los rostros, invitando a rezar y tener estampas, y, lo que es más importante, dar a conocer a estos hombres y mujeres que han sido fieles. Ciertamente, hay muchísimos santos, aun en nuestras familias y comunidades, que están gozando de Dios, pero la Iglesia sólo reconoce a algunos y los pone como modelo.

Es importante, en cada comunidad, vivir en clave de santidad o de respuesta; en la nueva evangelización, es clave la llamada a la santidad, lo sabemos desde siempre, sin embargo, es bueno volver a tomar conciencia de que estamos llamados a ser santos.

-¿Cómo pueden los fieles ayudar en las causas de beatificación, cómo pueden aprender sobre la vida de los beatos y santos?

-Creo que la clave es interesarse y rezar por ellos. Hay distintas vías, varios libros sobre vidas de santos que son muy ricas. Tenemos que incentivar a nuestros niños, a nuestros jóvenes, pare que las lean porque son hombres y mujeres de nuestro tiempo que han sido fieles, y su testimonio conmueve. Es bueno rezar todo el año, no esperar al 1º de noviembre.

-¿Quiere decirles algo a nuestros lectores, Monseñor?

-Les diría que con alegría renovemos cada uno de nosotros la llamada a la santidad, y siempre que recemos pidamos por estos hombres y mujeres que están en camino para gloria de Dios y para bien de nuestra patria, para que puedan ser, prontamente, beatificados y canonizados. Tenemos hombres y mujeres como Crescencia Pérez, Antonia Paz y Figueroa, el Cura Brochero, Fray León Torres, Catalina Rodríguez, Fray Mamerto Esquiú y Camila Rolón. Esperemos que pronto puedan ser beatos, y que los beatos que ya existen puedan ser santos. Debemos rezar mucho, creo que nuestra oración insistente al Señor va a ser escuchada si perseveramos en nuestra intención.




Jornada de Oración por la Santificación del Pueblo Argentino

y la Glorificación de sus Siervos de Dios


      • Oh Dios, fuente de toda santidad,
      • que nos acogiste antes de la creación
      • del mundo para ser santos, concede una
      • mayor abundancia de gracia a todo el
      • pueblo argentino para que podamos
      • realizar confiadamente este mandato
      • tuyo, cumpliendo tu divina voluntad.
      • Asimismo, dígnate glorificar a los
      • Siervos tuyos que, por el ejemplo de su
      • vida y su valiosa intercesión, más nos
      • puedan estimular y ayudar para que
      • perseveremos con ánimo constantemente
      • renovado en el camino de la santidad.
      • Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.
      • (Con licencia eclesiástica)



Avance en la Causa de Beatificación

del Venerable Cura Brochero


 

 

El pasado día 30 de Setiembre en la Capilla de la Casa de Ejercicios Espirituales a partir de las 20 hs el Rector y Cura Párroco padre Enrique Maldonado celebró la Santa Misa en el Santuario de Villa Cura Brochero.

Luego se contó con la presencia de la Postuladora de la Causa de Beatificación del Venerable Cura Brochero Dra. en Derecho Canónico Silvia Correale quien disertó acerca de los pasos realizados en la Causa. Además brindaron una cálida recepción el Director del Centro de Estudios Brocherianos el Padre Jorge Frigerio y el Sr. Intendente Municipal Gustavo Perdernera, a la vez que se compartieron testimonios del actor humorístico José Luis Serrano "Doña Jovita", la Directora del IPEM 285 "José Gabriel Brochero" de Salsacate y la Sra. Juana Leyria de la Capilla de Panaholma.

Cabe destacar que la Dra. Correale es la primera mujer nombrada por el Vaticano para brindar su profesionalidad en los procesos canónicos en la Causa de Beatificación de los Santos desde el año 2007 y participó como Postuladora en la Causa de Canonización del cardenal vietnamita François-Xavier Nguyen Van Thuan y en 2009 fue designada como Postuladora en la Causa del Cura Brochero por Mons. Santiago Olivera, nuestro Obispo Diocesano y el Arzobispo de Córdoba Mons. Carlos José Ñañez. La Dra. Silvia Correale explicó en su conferencia sobre el estado de la Causa de Beatificación, conversó con el público presente a través de la guía periodistica de Saúl García de Radio 10 e interiorizó a los presente en el proceso actual de las comisiones médicas del Vaticano en el supuesto milagro que se atribuye al Venerable Brochero presentado en la Comisión Vaticana de la Causa de los santos donde se encuentra en proceso de investigación multidisciplinar

 

 



VI Encuentro Nacional de Sacerdotes


Get Adobe Flash player

 

Córdoba, 9 Set. 11 (AICA)  


Los días 6,7 y 8 de septiembre se realizó, en la localidad cordobesa de Villa Cura Brochero, el VI Encuentro Nacional de Sacerdotes, organizado por la Comisión Episcopal de Ministerios de la Conferencia Episcopal Argentina, que fue presidido por monseñor Carlos María Franzini, obispo de Rafaela.

      Con el lema: “Los presbíteros discípulos y misioneros a la luz de Aparecida y el Cura Brochero”, el encuentro contó con la presencia de más de 400 sacerdotes de todo el país y 26 obispos. También participaron representantes de las 8 regiones pastorales y más de dos tercios del total de las diócesis del país.

     El arzobispo de Corrientes, monseñor Andrés Stanovnik, dio una charla sobre: “El discipulado-misionero de los presbíteros”, en la que resaltó la importancia de la identidad del sacerdote, la necesidad de la adoración como paso que principie toda acción y “lo imprescindible que resulta la fraternidad presbiteral como así también la comunión del sacerdote con el obispo”.

    El obispo de Cruz del Eje, monseñor Santiago Olivera, disertó sobre el estado actual de la causa de beatificación del presbítero José Gabriel del Rosario Brochero, y el presbítero Carlos Ponza habló sobre el perfil discipular y misionero del padre Brochero.

      Dos sacerdotes misioneros compartieron sus testimonios de cómo intentaron vivir su ministerio como discípulos misioneros. El presbítero José María Di Paola relató su experiencia en las Villas de Buenos Aires, mientras que el presbítero Daniel Petelín relató sus vivencias durante su misión “ad gentes” en África.

     El encuentro, una instancia de formación, reflexión, oración y fraternidad entre obispos, sacerdotes y diáconos venidos de las distintas latitudes del país, finalizó con una procesión hacia la iglesia que guarda los restos mortales del Cura Brochero. + 

 




Noticiero Brocheriano Mayo 2011


IMPRESIONANTE RECIBIMIENTO A LA CABALGATA BROCHERIANA

(Diario Democracia - www.democracia-diario.com.ar)

VILLA CURA BROCHERO (E).-.No solo en esta localidad una multitud estaba a la espera en Plaza Centenario de los más de 700 criollos que iniciaron la Cabalgata Brocheriana el martes de la semana pasada, llegando el sábado cerca del medidodía al cámping de Nono, preparado con tal motivo por la Municipalidad de esa localidad. El recorrido desde Córoba, cruzando las Altas Cumbres, fue un verdadero esfuerzo y sacrificio, dado que tuvieron lluvia tres días, con todo lo que ello significa en la montaña, pero nadie dejó de continuar con este homenaje al Cura Gaucho.

Ya en horas de la tarde reiniciaron la marcha rumnbo a Villa Cura Brochero y a lo largo de toda la ruta Provincial 14, entre Nono y Mina Clavero, los integrantes de la cabalgata fueron recibiendo el saludo de gran cantidad de vecinos, incluso turistas, que a una costado de la carpeta asfáltica se adherían a tan emotivo momento.

Luego recorrieron la avenida Mitre de Mina Clavero, rumbo a Villa Cura Brochero, donde una multitud había copado el paseo central.

Previo a todo ésto, diversos cantores de esta zona brindaron sus canciones al público. Cuando se aproximaba la caravana, fueron invitados a ascender al escenario, el obispo diocesano, monseñor Santiago Olivera, al igual que al intendente municipal Gustavo Pedernera, al ex gobernador José Manuel de la Sota y al ministro de salud de la Provincia, Oscar Félix González.

Un marcado entusiasmos entre los criollos que fueron pasando ante el escenario, tanto mayores como pequeños criollos y varias mujeres, incluso el padre Rearte.

Todos recibieron el caluroso saludo de la gente. El obispo Santiago Olivera en horas de la mañana estuvo en la Iglesia Parroquial, con la presencia de numerosos fieles, rindiendo un homenaje a José Gabriel Brochero al producirse precisamente el 26 de marzo los cien años de su partida. En la ocasión se pidió por su beatificación.

En posterior edición daremos cuenta de las declaraciones efectuadas a DEMOCRACIA por el obispo, monseñor Santiago Olivera.


Gran Asamblea Diocesana en Villa Cura Brochero


El 26 de Marzo de 2011, con la presencia de fieles de las distintas comunidades parroquiales, colegios, religiosas, sacerdotes, presididos por el Sr. Obispo Mons. Santiago Olivera se vivió una Jornada de reflexión y pastoral para ir palpitando el camino de un trienio pastoral que nos llevará a celebrar el Centenario Brocheriano y cincuentenario Diocesano.

Hubo reflexiones a cargo del Padre Merediz, trabajos en grupos, exposiciones y compartir el almuerzo. Santa Misa en el Santuario y recepción de los peregrinos de la Cabalgata Brocheriana.

 

 

Get Adobe Flash player